Prevén reparación por la Guerra Sucia

240
reparación

  • Fuentes cercanas al proceso aseguraron que en el primer punto se pretende pagar la reparación por lo menos a los familiares de las víctimas.

CÉSAR MARTÍNEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno federal pretende dar un pago monetario, por concepto de reparación del daño, a familiares de víctimas de la Guerra Sucia antes de que termine el sexenio, además de impulsar la creación de una Fiscalía Especial, como parte de la Comisión Presidencial anunciada el lunes pasado.

La Comisión se creará por un decreto, que está en las revisiones finales, y estará conformada por cinco ejes, entre ellos un Plan de Reparación y una estrategia de Impulso a la Justicia.

Fuentes cercanas al proceso aseguraron que en el primer punto se pretende pagar la reparación por lo menos a los familiares de las víctimas que fueron reconocidas en la Recomendación 26/2001 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Mientras que en el tema de justicia se le pedirá al Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, crear una Fiscalía Especializada que logre concentrar todas las investigaciones que actualmente están desperdigadas en diferentes áreas.

El lunes pasado, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió por segunda ocasión con organizaciones de familiares de víctimas de la Guerra Sucia, entre ellos Juan Carlos, cuyo padre, el profesor Juan Carlos Mendoza Galoz, fue detenido y desaparecido el 30 de diciembre de 1981, cerca de la Central Camionera del Norte, de la Ciudad de México.

El profesor fue víctima de agentes de diferentes corporaciones, como la Dirección Federal de Seguridad, de Miguel Nazar Haro.

Ahorita, ahorita mismo

“Cuando le dijimos al señor Presidente, ¿Cómo cuándo tendremos el decreto?, dijo: ‘pues si lo traen ahorita, ahorita mismo lo firmo’, pero todavía falta el ajuste fino. Hacienda tiene que hacer una revisión porque va a requerir presupuesto”, contó Juan Carlos.

Además de los ejes de Reparación y de Impulso a la Justicia, el decreto contará con una Comisión de la Verdad, enfocada al esclarecimiento histórico de los hechos, y un Plan de Búsqueda, que incluirá el rastreo de las víctimas en archivos de Gobierno, pero también podría permitir el ingreso a ciertos cuarteles militares.

Tendrá asimismo una Comisión de Memoria y No Repetición, en la cual se trabajará una ley para dar un cauce legal al establecimiento de memoriales o cualquier proceso que permita recordar los hechos.

Frente al Presidente, Juan Carlos inició su intervención contando que su abuela murió buscando a su hijo, desaparecido cuando tenía 23 años, y ahora él continúa con esa lucha desde el Comité Eureka por la verdad y la justicia.

“Nosotros establecimos un periodo histórico desde el primero de enero de 1965 al 31 de diciembre de 1990, algunos no reconocerán eso como parte de la Guerra Sucia, pero nosotros sí reconocemos ahí un plan contrainsurgente y de terrorismo de Estado sistematizado”, dijo.

“No fue una guerra, no fue un conflicto entre dos ejércitos que se enfrentaron, era un Estado combatiendo a su propia población que pedía cambios democráticos”.

Durante varios meses, 24 organizaciones han trabajado con el Gobierno federal en la creación del decreto, en particular con la Subsecretaría de Derechos de la Segob.

Diversas reuniones se dieron en el edificio de Circular de Morelia 8, que en el pasado fungió como centro clandestino de detención de la Dirección Federal de Seguridad, reconvertido ahora en la Dirección General de Estrategias para la Atención de Derechos Humanos, dirigida por Félix Santana.

En el sótano del edificio de la colonia Roma se instaló un memorial, en el que sobrevivientes han reconocido que ahí fueron torturados, e incluso han estallado en llanto o padecido crisis nerviosas por encontrarse en ese lugar.

Te puede interesar: Libros exprés señalados por baja calidad