Hilan la tradición y arte del rebozo

233
Hilan la tradición y arte del rebozo
  • Un rebozo hecho en telar de pedal tiene precios que van desde los mil 200 a 12 mil pesos y se requiere un máximo de dos meses para su elaboración.
FRIDA ANDRADE / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Su papá le decía a Camelia que quienes heredaban el arte de hacer el rebozo eran los hombres, porque se requería de fuerza física en el telar de cintura.

Pero ella se aferró a aprender el oficio, y junto con su familia fundó la marca Camelia Ramos, que comercializa estas prendas y otras en las que utiliza dichos tejidos.

En el telar de cintura se requiere de un hilo delgado que demanda más fuerza, la cual principalmente proviene de esa parte del cuerpo y la columna.

Por ello, el papá de Camelia le pedía hacer sólo los terminados, los nudos o rapacejo, que es el complejo anudado en punta de los hilos, que junto con el rebozo también son históricos.

“Yo rescaté el rapacejo del siglo antiguo, del siglo XVIII, por medio de una antropóloga en el museo Franz Mayer”, afirmó Camelia Ramos, fundadora de dicha marca.

Pero cuando su padre le enseñó a su esposo, ella también aprendió observando. Lo que empezó en el patio de su casa se convirtió en un negocio que en un inicio y con una sola tienda en Malinalco, Estado de México, vendía entre tres o cuatro rebozos hechos con telar de cintura.

Actualmente cuentan con dos tiendas en Malinalco y también venden sus productos en establecimientos donde se comercializan los recuerdos o souvenirs dentro de los museos como el Franz Mayer, el Museo de Arte Popular (MAP), o el Museo Nacional de Antropología.

Un rebozo hecho en telar de pedal tiene precios que van desde los mil 200 a 12 mil pesos y se requiere un máximo de dos meses para su elaboración, refirió Ramos. Por el contrario, uno fabricado con el telar de cintura va desde los 18 mil pesos hasta 35 mil pesos y su fabricación lleva una duración máxima de nueve meses.

Te puede interesar: Incumplen con ley de outsourcing