NIDO DE VÍBORAS

400
Nido-de-Víboras-P

POR KUKULKÁN

EN MEDIO del desastre económico que dejó la pandemia por el Covid-19 en los destinos turísticos del mundo, Cancún emerge como una isla sólida en la recuperación de su vocación turística para confirmarse en el lugar de descanso por excelencia de visitantes de todos los continentes atraídos por el enigmático encanto de sus bellezas naturales, sumadas a la confortable conexión aérea, la envidiable infraestructura hotelera, la calidad y calidez humana de los servicios y, ahora, la garantía en la seguridad sanitaria, fruto de las acciones que en conjunto han asumido empresarios del ramo así como los gobiernos estatal y municipal.    

TODO embonando como en un concierto donde el buen orden y la disposición han sabido entrar a tono y a tiempo para los oídos exigentes: por tercer año consecutivo Cancún mantiene la clasificación de Playas Platino (en 7 de ellas: Del Niño, Ballenas, Las Perlas, Delfines, Chac Mool, Coral y Marlín), además obtiene la certificación de Playas Limpias Sustentables (en tres casos: Las Perlas, Nivel III; Delfines, Nivel II; y Cancún, Nivel II). Y para cerrar con broche de oro, diez playas son reconocidas con el galardón Blue Flag, siete de ellas públicas (Las Perlas, Chac Mool, Marlín, Ballenas, Delfines, Coral y Del Niño) y tres playas de hoteles (Fiesta Americana Condesa, Live Aqua e Iberostar).

A ESTOS distintivos se suman las excelentes cifras en número de operaciones de vuelos registradas por la empresa Grupo Aeroportuario del Sureste, las cuales durante la temporada alta se han mantenido en 450 diarias en promedio, de las cuales el 50 por ciento corresponden a turismo procedente de Estados Unidos. El sábado 10 de julio fue histórico, se alcanzaron las 545 operaciones aéreas en el Aeropuerto Internacional de Cancún. Y el más reciente reporte del martes 7 de septiembre, se programaron 367 operaciones, de las cuales 183 fueron llegadas (78 nacionales y 105 internacionales) y 184 salidas (77 nacionales y 107 internacionales).

LA INDUSTRIA sin chimeneas también está de plácemes, ya que durante el mes de agosto la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres reportó el ingreso de 2 millones de turistas nacionales e internacionales, lo cual arrojó una ocupación hotelera del 56 por ciento en promedio. Para lograr estos números fue necesario el trabajo coordinado de los gobiernos estatal y municipal de Benito Juárez con el sector privado y, desde luego, la disciplina que mantuvo la población con los protocolos sanitarios como parte del sistema de engranajes que echó andar la maquinaria de la reactivación económica. 

TAN IMPORTANTES fueron los incentivos fiscales y las medidas de prevención de contagios ejecutados por el gobierno de Carlos Joaquín para que las diferentes empresas del sector turístico pudieran arrancar después del desplome del mercado internacional, como las facilidades que se otorgaron en el ámbito municipal por la alcaldesa Mara Lezama en la tramitación de al menos 600 licencias de funcionamiento para el sector comercio con el objetivo de evitar extorsiones de posibles inspectores deshonestos, además del trabajo realizado para mantener las excelentes calificaciones en la calidad de las playas. Estos números fueron música para los oídos del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en su mañanera del pasado lunes celebró: “Cancún ha recuperado su economía y se encuentra en la situación que estaba antes de la pandemia y continúa avanzando hacia adelante, siendo ejemplo a nivel nacional”.

@Nido_DeViboras