Construye Quintana Roo cambio responsable

460
Construye Quintana Roo cambio responsable
  • El gobernador Carlos Joaquín aseguró que contra viento y marea durante los últimos cinco años Quintana Roo se enfiló hacía un cambio de rumbo responsable.
QR-QROO
FELIPE VILLA 

CHETUMAL, Q. ROO.- Ante las críticas de sus adversarios que ponen en duda su promesa de cambio, el gobernador Carlos Joaquín González aseguró que contra viento y marea durante los últimos cinco años Quintana Roo se enfiló hacía un cambio de rumbo responsable, con calidad institucional, transparencia, paz social, apego a la Constitución, respeto a la libertad de expresión y los derechos humanos, así como una fuerte lucha contra la impunidad y la corrupción.

“Hoy en Quintana Roo, no hay voces acalladas, periodistas censurados ni opositores perseguidos”, dijo en su mensaje político luego de hacer la entrega oficial de su V Informe de Gobierno en la sede del Congreso del Estado, al que acudieron ex gobernadores, presidentes municipales electos y en funciones, legisladores federales, autoridades militares, representantes empresariales, y dignatarios mayas.  

“Hemos construido un Quintana Roo absolutamente diferente, para todas y todos, más allá de cualquier condicionamiento político partidario”, enfatizó para luego precisar: “nos debe quedar absolutamente claro que para poder tener futuro y no repetir nuestro pasado, necesitamos enfrentar con plenitud el desafío del cambio y los tiempos políticos que se vienen”.

Carlos Joaquín fue contundente al referir que durante estos cinco años los cambios han sido encarados con decisión y coraje, avanzando sin pausas y sin depositar la confianza en jugadas mágicas o salvadoras ni en genialidades aisladas.

No obstante, lamentó que a mitad del camino “la pandemia cambió de repente la forma como hasta entonces nos habíamos relacionado; la emergencia sanitaria impactó a la economía que obligó a tomar decisiones con la prioridad de salvar la vida de la gente y, con el esfuerzo de todos, se avanza ahora en la recuperación de las actividades”.

A pesar de las difíciles condiciones que impuso la pandemia, el gobernador apeló a la fortaleza del estado y de su gente para salir adelante al grado de que ahora se recupera la solidez fiscal, se retoman las inversiones, se sobrepone el mercado laboral y se puso en marcha el capital productivo con notables incrementos.

“Hoy nuestra recuperación económica nos está poniendo muy cerca de los valores históricos máximos que teníamos antes de la pandemia”, afirmó.  

La sucesión de gobierno el año entrante fue tema ineludible en su mensaje político, al advertir que no meterá las manos al proceso electoral ni impondrá candidato como se venía acostumbrando en gobiernos anteriores, por lo que llamó a sosegar los apetitos voraces y desesperación de aspirantes, omitiendo nombres. 

“Que nadie se ponga nervioso ni espere dedazos mágicos, ni regalo de placas y licencias, venta de notarías públicas o puestos en la administración”, expuso.

Y añadió: 

“Los tiempos los marca el Tribunal Electoral, no las apetencias, voracidades, urgencias y desesperaciones personales. Seré el más absoluto, respetuoso testigo y defensor de este proceso democrático que se avecina”. 

“El Quintana Roo que hemos construido y aspiro dejar a las próximas autoridades electas es el del diálogo, del respeto institucional, del acuerdo, del encuentro, donde la igualdad no sea uniformidad”. Para concluir el tema dijo estar convencido que cada uno tiene derecho a pensar como le parezca por lo que uno de sus mayores deseos es que en el estado, todas y todos tengan la libertad de poder elegir la opción que crean más conveniente para el futuro.

Te puede interesar: Reconoce Congreso respeto electoral de Carlos Joaquín