‘Tras 9/11, un mundo más incierto’

390
'Tras 9/11, un mundo más incierto'
  • A 20 años del ataque a las Torres Gemelas de Nueva York, el tema de la seguridad sigue como uno de los más importantes para el mundo.
GAEL MONTIEL / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La muerte de 2 mil 996 personas en un ataque coordinado el 11 de septiembre de 2001 puso al mundo en alerta.

Con las imágenes de la caída de las torres gemelas en Nueva York y parte del Pentágono destruido, la seguridad y la “guerra contra el terrorismo” se pusieron al centro de la agenda internacional.

Pero dos décadas después, las amenazas sólo han cambiado, considera Yadira Gálvez, doctora en Seguridad Internacional y profesora de la UNAM.

“En estos 20 años, el tema de la seguridad se ha posicionado como uno de los temas más importantes para el mundo y eso ha implicado la protección de las fronteras, las mejoras en los sistemas, el intercambio de información”, apunta en entrevista, “pero también hemos visto la proliferación de amenazas diversas”.

La Administración de George W. Bush inició guerras en Afganistán e Irak, creó el Departamento de Seguridad Interior, incrementó la seguridad en sus fronteras y aeropuertos, e implementó leyes que redujeron la privacidad de los ciudadanos.

Aunque Estados Unidos evitó un ataque similar y abatió al líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, el mundo está lejos de ser un lugar sin amenazas.

Los talibanes regresaron al poder en Afganistán, se creó el autodenominado Estado Islámico y proliferaron los ataques terroristas, incluso en territorio estadounidense.

“El mundo es todavía más incierto en múltiples sentidos”, afirma Gálvez. “El 11 de septiembre le pega a la hegemonía unipolar de Estados Unidos y hoy tenemos un mundo que avanza cada vez más al multipolarismo”.

El ascenso económico y militar de China y la continua intervención de Rusia en conflictos internacionales han marcado las últimas décadas.

Y el papel militar de Estados Unidos quedó en duda luego de que los talibanes recuperaran el poder en Afganistán.

En su discurso para sellar la retirada de las tropas estadounidenses del país, Joe Biden afirmó que la guerra contra el terrorismo había cambiado, por la radicalización a través de internet y las amenazas de seguridad interna derivadas del supremacismo blanco.

“Estados Unidos va a mantener su estructura de inteligencia y sus programas antiterroristas o contraterroristas a nivel internacional”, prevé Gálvez.

“Los reacomodos van a requerir necesariamente de una mayor cooperación internacional”, considera. “Y mantener el ojo puesto en las organizaciones terroristas”.

Te puede interesar: Proponen ampliar facultades al SAT