La red de firmas fantasma vinculada con Cuauhtémoc Blanco

392
  • Dos empresas señaladas como factureras son controladas por familiares y funcionarios cercanos a Cuauhtémoc Blanco, quienes movieron 600 mdp.
BENITO JIMÉNEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Una red de empresas fantasma fue vinculada al Gobernador Cuauhtémoc Blanco, según consta en una denuncia por presunto lavado de dinero presentada ante la Fiscalía Anticorrupción de Morelos.

Jaime Tamayo, amigo del ex futbolista y apoderado de la marca “Cuauteminha”, es el personaje que más recursos administra en esa red que integran además personajes del primer círculo del Gobernador.

Sólo entre 2013 y 2019, Tamayo recibió alrededor de 600 millones de pesos, sin que se conozca el origen de los depósitos.

En la denuncia ante la Fiscalía, además de Blanco y Tamayo, fue denunciado el medio hermano del Mandatario, Ulises Bravo (actual dirigente estatal del PES), y Edgar Riou Pérez, primo y secretario particular del Gobernador.

La denuncia fue interpuesta el pasado 13 de septiembre por el abogado Enrique Paredes Sotelo, quien en 2016 otorgó a Blanco la constancia de residencia, con la que el ex futbolista pudo postularse como candidato a Alcalde Cuernavaca.

De acuerdo con la denuncia, la triangulación de recursos pasa por las empresas Saime S.A. de C.V. y Calipso Comunicaciones S.A. de C.V., presuntamente factureras o fantasma y ligadas a Ulises Bravo y Tamayo, respectivamente.

Desde junio de 2020 la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Fiscalía General de la República (FGR) detectaron las presuntas redes de lavado y cuentas millonarias en torno a Blanco.

Desde esa primera denuncia federal fueron involucrados familiares, amigos, su secretario particular y hasta su entonces Jefe de Oficina.

La UIF y la FGR estimaron que Tamayo Godínez recibió en sus cuentas bancarias 558.2 millones de pesos entre 2013 y 2019 y la denuncia se presentó ante la FGR tras hallar evidencias de lavado.

De acuerdo con el entramado de depósitos de la cuenta de Tamayo en Santander, la UIF ubicó, por ejemplo, depósitos por 505.4 millones de pesos de agosto de 2016 a octubre de 2018 y pagos atípico, como uno por 5 millones de pesos para Comercializadora Prato, que previamente fue catalogada como empresa fantasma o “fachada”.

La UIF también denunció ante la FGR que Edgar Riou Pérez hizo depósitos injustificados a Natalia Rezende, esposa del Gobernador, y a Ulises Bravo.

El 12 de febrero de 2019, por ejemplo, Riou depositó 200 mil pesos a Rezende y el 29 de septiembre de 2016 retiró 160 mil en un cheque a favor de Ulises Bravo Molina.

Por esos movimientos, la UIF no denunció a la esposa de Blanco, pero sí a Riou y a Bravo.

Aunque la UIF resaltó que existen montos que no son significativos, sí señaló que son injustificados.

Un amigo de su medio hermano Ulises Bravo, Baltazar Jonathan Alegría Mejía, también fue incluido en la reciente denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción de Morelos. Éste labora en Dirección General de Infraestructura Social y Atención de Asuntos Indígenas, Migrantes y Grupos Vulnerables en la Secretaría de Desarrollo Social, dependencia que encabeza el ex árbitro Gilberto Alcalá.

Te puede interesar: Busca Guanajuato momias para centro comercial