Fomentan vacunación por diversas vías

294
Fomentan vacunación por diversas vías
  • La localidad belga de Aarscot tiene una tasa de vacunación del 94% de los adultos, pero a su alcaldesa, Gwendolyn Rutten, le preocupa su cercanía con Bruselas.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

BRUSELAS, BÉLG.- La localidad belga de Aarscot tiene una tasa de vacunación del 94 por ciento de los adultos, pero a su alcaldesa, Gwendolyn Rutten, le preocupa su cercanía con la capital del país, Bruselas, donde la tasa es del 63 por ciento. Sin embargo, no hay mucho que pueda hacer al respecto.

Su esperanza es que el gobierno convierta la vacunación en obligatoria. “De lo contrario, arrastras a todos los demás de vuelta al peligro”, dijo Rutten en una entrevista reciente, publicó la agencia AP.

Pero pocos países de la Unión Europea han impuesto la vacuna, y en lugar de eso requieren que la gente muestre pruebas de que está inmunizada, ha dado negativo en una prueba diagnóstica o se ha recuperado hace poco del Covid-19 para participar en cada vez más actividades o incluso, en ocasiones, para ir a trabajar.

Los requisitos generalizados están a la orden del día en Estados Unidos, que ha encontrado una resistencia considerable a las vacunas. El presidente Joe Biden anunció la semana pasada imposiciones que afectan a buena parte de la población, en ocasiones sin opción alternativa de hacer pruebas diagnósticas.

Pese a las estrategias aparentemente dispares, las autoridades tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea lidian con el mismo problema: cómo llevar la tasa de vacunación al máximo y poner fin a una pandemia que se ha resistido varias veces a los esfuerzos por controlarla.

Y, de hecho, la aparente diferencia podría estar reduciéndose. Aunque no han descrito sus restricciones como órdenes, algunos países europeos están complicando tanto la vida a los no vacunados que en la práctica podría ser una medida equivalente.

En una iniciativa quizá sorprendente para un país conocido por defender la libertad individual, Biden ha impuesto amplios requisitos de vacunas para hasta 100 millones de estadounidenses, incluidos muchos empleados del sector privado y trabajadores de salud. Los empleados en firmas con más de 100 trabajadores tendrán que vacunarse o hacerse pruebas semanales, y se exigirán las vacunaciones a empleados de la rama ejecutiva del gobierno y contratistas que trabajan con el gobierno federal, sin alternativa de pruebas diagnósticas. Hay algunas excepciones.

La estrategia estadounidense, aparentemente más agresiva, podría reflejar la presión mayor que enfrenta el país. La Unión Europea, que al principio se vio por detrás de Estados Unidos en cuanto a vacunaciones, lo superó a finales de julio. Para el jueves, el bloque de 27 países había vacunado al 60 por ciento de su población, respecto al 53 por ciento de Estados Unidos, según Our World In Data. En ambas regiones, las tasas de inmunización varían mucho de país a país o de estado a estado.

Te puede interesar: No estamos listos para otra pandemia.- Bill Gates