Ser policía cambió la vida de María Lizbeth

264
Ser policía cambió la vida de María Lizbeth
  • La necesidad de tener un trabajo que le permitiera obtener recursos para continuar con sus estudios llevó a María Lizbeth García Moreno a las filas de la SSPyT de Benito Juárez.
OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- La necesidad de tener un trabajo que le permitiera obtener recursos para continuar con sus estudios llevó a María Lizbeth García Moreno a las filas de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito de Benito Juárez. Ahí, descubrió su vocación de servicio y el gusto por el deporte.

En ese momento sólo contaba con estudios de bachillerato y quería seguir con una carrera profesional, por ello, acudió a la convocatoria que emitió la corporación policial. Sin duda, afirma, ha sido una de las mejores decisiones que ha tomado en su vida, puesto que le ha cambiado diversos aspectos de forma positiva.

Pide la Palabra

“Diría que trabajar aquí ha sido algo muy valioso para los aspectos de la vida, siempre he dicho que este tipo de trabajo te pone a prueba para ver quién realmente eres, y de qué estás hecho, y también para descubrir la vocación de servicio y descubrí que la tengo, y que me agrada mucho, y eso encamina mi vida hacia otro curso que es el deporte”, cuenta María Lizbeth.

Hace siete años ingresó a la corporación policial del municipio y tras seis meses de estar en la Academia, pasó cinco años en el área operativa, para posteriormente ser trasladada al Grupo Especial de Atención a Víctimas de Violencia Familiar y de Género (GEAVI), gracias a que tiene licenciatura en psicología.

Sin embargo, al conocer de primera mano las condiciones laborales de los elementos policiales, las jornadas de trabajo que tenían primero de 24 horas, después de 12, que deriva en sedentarismo y propicia obesidad y otros problemas de salud, y no sentirse cómoda con su aspecto y rendimiento, decidió unirse al programa de Cultura y Deporte.

“Comencé a correr cuando se creó el área de Cultura y Deportes, la primera actividad que tuvimos como área fue una carrera diseñada para los compañeros de convivencia y para que se les despertara el interés por lo deportivo, y ahí fue como me empecé a empapar en el atletismo, descubrí que no se me daba tan mal al principio”, recuerda.

Dijo que hasta el momento ha tenido buenos resultados en las carreras de 5 y 10 kilómetros, y espera que pronto logre un récord, pues sostiene que gracias al deporte mejoró diversos aspectos de su vida. De hecho, también practica boxeo.

Gracias a su esfuerzo y dedicación está programada para una pelea de box en la Ciudad de México el próximo 24 de septiembre.

“Me gustaría tener una maestría en psicología deportiva, tener varios certificados de activación física, crear un programa que mezcle el atletismo con el boxeo enfocado a mujeres en la defensa personal y la activación física, que casi no hay, y se necesita para que la mujer se empodere y le sea funcional en la calle”.

Te puede interesar: Exigen funcionarios preparados para Contralorías y Transparencia