Cierra 4T terminales de Iniciativa Privada

1724
Cierra 4T terminales de Iniciativa Privada
  • En el último mes y medio, la Comisión Reguladora de Energía ha clausurado tres terminales, una en Tuxpan, otra en Puebla y una más en Hermosillo.
DIANA GANTE / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno nuevamente golpeó la actividad de empresas privadas en hidrocarburos, esta vez fue a los propietarios de terminales de almacenamiento por las que se importan combustibles, principalmente gasolinas y diésel.

En el último mes y medio, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha clausurado tres terminales, una en Tuxpan, otra en Puebla y una más en Hermosillo.

Las inversiones en terminales de almacenamiento en operación suman mil 500 millones de dólares.

El lunes 13 de septiembre la CRE clausuró temporalmente la operación de la terminal de Monterra Energy, ubicada en Tuxpan, Veracruz, propiedad del fondo estadounidense KKR.

En dicha terminal importan su producto a través de barcos empresas como Total, Repsol y Marathon, las cuales operan estaciones de servicio en el país. Actualmente, de las aproximadamente 12 mil estaciones de servicio, 30 por ciento ya operan con marcas distintas a Pemex.

Tuxpan es el punto de entrada del 80 por ciento de las gasolinas que se consumen en México.

Previamente, se cerraron la terminal de refinados de IEnova en Puebla, que suministra a Valero; y la de de Bulkmatic, que son terminales de trasvase de ferrocarril que se ubican en Sonora y cuyos clientes son Chevron, Valero y Marathon.

Fuentes del sector energético afirmaron que, sin pruebas de por medio, se busca vincular a las empresas con combustible ilícito. “El gobierno quiere volver al monopolio de las gasolinas”.

En otro operativo, la semana pasada personal de la CRE, acompañado de la Guardia Nacional, realizó una inspección a la otra terminal privada que opera en Tuxpan, la de Invex, utilizada por la empresa Trafigura.

Ahí, se impidió la descarga de un barco e incluso el navío fue “clausurado”, debido a que no contaba con un permiso que se solicita exclusivamente a embarcaciones nacionales.

“Pidieron un permiso para que pueda descargar en una modalidad diferente a ducto, lo que se le puede pedir a un cabotero nacional, pero no a un internacional, (en) un barco de esta índole no puedes decirle al capitán lo que puede o no hacer. Entonces, pusieron un sello de clausura a ese barco, pero ese barco se apegó a la legislación internacional y al final logró descargar”, contó una fuente relacionada con el tema.

Finalmente el barco pudo realizar su descarga, pero ayer la Secretaría de Energía notificó a Trafigura la cancelación de sus cinco permisos de importación de combustibles como diésel, turbosina y gasolinas de distintos octanajes.

Según la fuente, las razones de la revocación son los supuestos negocios con empresas que no cuentan con permisos bajo las leyes mexicanas, como el barco clausurado.

Te puede interesar: Reclaman a AMLO republicanos de Estados Unidos