NIDO DE VÍBORAS

819
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKÁN

DICEN los que saben, que la mañana de este martes 21 de septiembre, desde el cruce de Paseo de la Reforma y Avenida de Los Insurgentes, alguien lanzó una pelota caliente al centro del diamante de Palacio Nacional durante la mañanera del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con ánimos de ponchar a Rafael Marín Mollinedo, uno de sus mejores colaboradores y quien comienza a sonar fuertemente como el relevo al bat para el proceso de sucesión en Quintana Roo de 2022. 

HABÍAN transcurrido casi dos horas de haberse iniciado la conferencia de prensa mañanera cuando en el Salón Tesorería el reportero Marco Antonio Olvera soltó el nombre del director general del Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, no sólo paisano de Obrador y miembro del Grupo Tabasco que ha comenzado a empoderarse en el gabinete federal, sino que forma parte del ADN del obradorismo más puro desde hace 50 años.

EL REPORTERO, asiduo a visitar la Cámara Alta, recordó al mandatario de los mexicanos que el pasado 25 de julio “usted dio instrucciones para que el director general del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, Rafael Marín Mollinedo, no les comprara las tierras a los ejidatarios; sin embargo, la liebre saltó, como decimos en su pueblo y en el mío, porque para sorpresa de los ejidatarios y comuneros del municipio de San Blas Atempa, Oaxaca, se los quieren madrugar, presidente”, dijo Olvera sin dejar de leer en su celular, el mensaje envenenado.

NI SIQUIERA notó lo que las cámaras de Cepropie grababan en ese momento, la mirada de Obrador, fildeando la pelota caliente, volviendo a escuchar el apellido Mollinedo con quien lo une el sentimiento y recuerdo de Rocío, la esposa difunta del hoy presidente de México… Toledo y Mollinedo, machacó Olvera, “les quieren comprar las 400 hectáreas a los ejidatarios en un precio de cada una de 170 mil pesos. Pero lo grave no es que se los compren, sino que ellos, Mollinedo y por supuesto el alcalde de ese municipio, se quieren quedar con 70 mil pesos para beneficio de ellos…” 

MÁS SE TARDÓ Olvera en lanzar que Obrador en ponchar la pelota caliente… “Respeto tu denuncia, no la descalifico, pero puedo sostener que no existe ninguna irregularidad, ¿por qué?, porque los parques industriales, que son 10 que se están creando, se adquiere la tierra a través de un avalúo, que no hace Rafael Marín Mollinedo ni lo hace la Secretaría de Marina ni Comunicaciones, lo hace Hacienda, o sea, porque además ese es el procedimiento, se tiene que hacer un avalúo y a partir de ahí se decide el precio de la tierra.

“LO SEGUNDO, que puede ser subjetivo, pero que es a veces muy importante, conozco a Rafael Marín Mollinedo desde hace 50 años, es de los iniciadores de nuestra lucha y es un hombre honrado, incapaz de robar, o sea, no es un funcionario que me lo encontré en la administración pública o que lo conozco desde hace 10 o 15 años, no, lo conozco, es mi paisano, es del pueblo de mi esposa Rocío, la finada Rocío, de Teapa.

“ENTONCES, no hay nada de esto”, puntualizó, tajante, el presidente de México a favor de ese funcionario-amigo-camarada-de-lucha a quien durante las últimas semanas se le ha venido mencionando cada vez más en la clase política no sólo de Quintana Roo, sino del Centro del país, como el candidato fuerte a la gubernatura, tras el irreconciliable enfrentamiento público entre la senadora Marybel Villegas y la alcaldesa Mara Lezama, que amenaza a la ruptura y masiva desbandada de las filas de Morena.

NO SE TRATA de un arribista, como lo han querido exhibir los nativistas, Rafael Marín cuenta con más de 20 años viviendo de la actividad empresarial en Cancún y fue el encargado de sentar las bases del Movimiento de Regeneración Nacional en el estado cuando muy pocos creyeron que López Obrador conquistaría la presidencia de la república. Él fue también quien se encargó de buscar los perfiles de candidatos a diputados federales, senadores y presidentes municipales que ganaron en paquete las elecciones de 2018 gracias a la ola obradorista. 

POR ESA labor se intuye que ninguno de los grupos que se han formado al interior de Morena se opondría frontalmente para que él fuera el candidato, ni Marybel ni Mara que a él y nada más que a él le deben los puestos que ocupan… Quizá por eso desde la Glorieta de Cuitláhuac en donde se cruzan el Paseo de la Reforma y Avenida de Los Insurgentes en donde despachan senadoras y senadores de la República, la pregunta y la respuesta del Presidente hayan tenido tufo de dedicatoria.

@Nido_DeViboras