Demorarán al medir polución y movilidad

223
Demorarán al medir polución y movilidad
  • La CDMX medirá impacto de acciones de movilidad en reducción de contaminación, hasta que actividades retomen niveles prepandemia.
SELENE VELASCO E IVÁN SOSA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno de la Ciudad de México medirá el impacto que han tenido sus acciones de movilidad en la reducción de contaminación, pero hasta que las actividades retomen los niveles prepandemia.

Durante el Día Mundial sin Automóvil, la CDMX enlistó medidas para incentivar el traslado peatonal, así como el uso del transporte público y de vehículos no contaminantes, como la bicicleta.

Andrés Lajous, Secretario de Movilidad, destacó acciones como la construcción y apertura del nuevo biciestacionamiento masivo en Escuadrón 201; la regularización de ciclotaxis; las dos líneas de Cablebús y el próximo Trolebús Elevado, entre otros.

Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno, dijo que la Movilidad Integrada mejora la calidad del aire, aunque las mediciones concretas de contaminantes deberán esperar.

Pide la Palabra

“Difícilmente podemos decir qué tanto impacto ha tenido, en la concentración de ozono en la ciudad, las medidas de movilidad que estamos haciendo, pues… por la pandemia”, aseguró.

“Pero, en el momento que se retomen todos los viajes como estaban en el 2019, ya podremos tener un impacto mejor medido”.

Y para muestra, el Inventario de Emisiones de la Zona Metropolitana del Valle de México, un instrumento que identifica las fuentes de contaminación ambiental para diseñar políticas que reduzcan la polución y que debería actualizarse cada dos años.

La Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) publicó apenas el 7 de septiembre el correspondiente a 2018.

En el documento se muestra cómo los gases con efecto invernadero y los contaminantes atmosféricos generados por el parque vehicular continúan en crecimiento.

“El transporte es el sector que genera las mayores emisiones de bióxido de carbono equivalente, dado que representa el mayor consumo energético”, anota.

A pesar de la ampliación del transporte público y los planes para afrontar el cambio climático, los vehículos destinados a la movilidad privada siguen en expansión y aportan más de la mitad del total de emisiones, plantea.

De 6 millones mil 201 vehículos, 89.4 por ciento son particulares; 5.5 por ciento de transporte público; y 5.1 por ciento desplaza carga y mercancías.

En 2010 fueron reportadas 54 millones 729 mil toneladas de bióxido de carbono equivalente, unidad de medida de los Gases con Efecto Invernadero (GEI), y en 2018 aumentaron a 75 millones 165 mil toneladas.

El consumo de combustibles genera contaminantes atmosféricos, gases tóxicos y GEI, producidos también por la expansión de la metrópoli, explica el Inventario.

Te puede interesar: Muestran refuerzos de Línea 12 del Metro