Manda FED señal sobre un posible aumento de tasa en 2022

336
Manda FED señal sobre un posible aumento de tasa en 2022
  • Los precios al consumidor, según la medida preferida de la FED, subieron un 3.6% en julio con respecto al año anterior, el aumento más pronunciado desde 1991.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

WASHINGTON, EU.- La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) señaló el miércoles que podría comenzar a subir su tasa de interés de referencia en algún momento del próximo año, antes de lo previsto hace tres meses, una señal de que le preocupa que persistan las altas presiones inflacionarias.

En un comunicado, la FED también dijo que probablemente comenzará a desacelerar el ritmo de sus compras mensuales de bonos a finales de este año si la economía sigue mejorando, publicó la agencia AP.

Las compras de bonos han tenido como objetivo reducir las tasas de los préstamos a más largo plazo para fomentar el endeudamiento y el gasto.

En conjunto, los planes de la FED reflejan su creencia de que la economía se ha recuperado lo suficiente de la recesión pandémica para que pronto comience a recuperar el apoyo extraordinario que brindó después de que el Covid-19 paralizó la actividad económica hace 18 meses.

A medida que la economía se ha fortalecido constantemente, la inflación también se ha acelerado a un máximo de tres décadas, aumentando la presión sobre la FED para que retroceda.

La economía se ha recuperado más rápido de lo que esperaban muchos economistas, aunque el crecimiento se ha desacelerado recientemente debido a que los casos de Covid-19 se han disparado, y la escasez de mano de obra y suministro ha obstaculizado la fabricación, la construcción y algunos otros sectores.

La economía de Estados Unidos ha vuelto a su nivel anterior a la pandemia y se cree que está creciendo a una tasa anual sólida del 4 por ciento en el actual trimestre de julio a septiembre.

Al mismo tiempo, la inflación se ha disparado a medida que el gasto de los consumidores resurgió, y las cadenas de suministro interrumpidas se han combinado para crear una escasez de semiconductores, automóviles, muebles y productos electrónicos.

Los precios al consumidor, según la medida preferida de la FED, subieron un 3.6 por ciento en julio con respecto al año anterior, el aumento más pronunciado desde 1991.

Te puede interesar: Enfrenta Europa crisis energética