Restarán poder a fedatarios públicos

229
Restarán poder a fedatarios públicos
  • Para el próximo año, ya no será posible que los fedatarios públicos inscriban a personas físicas o morales al RFC por medios electrónicos.
AZUCENA VÁSQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Para el próximo año, ya no será posible que un fedatario público inscriba a personas físicas o morales al Registro Federal de Contribuyentes (RFC) por medios electrónicos.

Aunque esto implicará mayor carga a los contribuyentes, la Secretaría de Hacienda pretende con esta medida combatir a las empresas factureras y fantasma, de acuerdo con lo establecido en el Proyecto de Decreto de la Miscelánea Fiscal 2022.

Información del SAT indica que existe una probabilidad mayor al 70.1 por ciento de que los inscritos a través de medios electrónicos por fedatarios públicos (notarios públicos y corredores), sean factureras o empresas fantasma, en comparación con los que se inscriben en las oficinas del organismo fiscalizador.

Para Silvia Matus, presidenta del Capítulo México de la Asociación de Profesionales Certificados en Delitos Financieros, la propuesta de eliminar este esquema parece una medida para reducir el riesgo de que se registren este tipo de empresas.

“Tal vez la autoridad sí cuenta con elementos (que prueben que hay registro de este tipo de compañía) y por eso lo quita. Obviamente tal vez paguen justos por pecadores”, sostuvo.

De aprobarse la desaparición de este esquema, los contribuyentes que usaban fedatarios públicos deberán hacer su propio registro y el problema es que se enfrenten con pocas citas en el SAT, mencionó.

Eugenio Grajeda, socio de la práctica fiscal de Holland & Knight, coincidió en que esta medida podría generar una presión en el tema de citas para el SAT.

Sin embargo, si se normaliza el servicio de citas del organismo fiscalizador en 2022, se quitaría la presión, aclaró.

Reconoció que eliminar este esquema generará una mayor carga para los contribuyentes.

“Va a implicar, para muchos contribuyentes que operaban a través del fedatario, la obligación de llevar a cabo un paso más para iniciar sus operaciones, a nivel administrativo se entorpece en un paso”, comentó.

Y es que a los fedatarios se les da cuentas y funciones para ingresar a los sistemas institucionales que les permiten realizar la inscripción de personas morales y físicas.

El esquema sigue vigente, pero el martes pasado el SAT informó que canceló el registro a mil 022 fedatarios públicos, de un total de mil 766 que estaban inscritos, por no presentar su aviso de renovación o incumplir con la documentación necesaria.

Para Miguel Ángel Tavares, vicepresidente de la Comisión técnica fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, la cancelación, mientras sigue en operación el esquema, puede funcionar bien, siempre que el SAT entienda y respete los derechos de los contribuyentes y no la use como un arma de coerción tributaria.

Te puede interesar: Cancela el SAT registro a mil fedatarios públicos