Nueva colección une la gastronomía con la joyería

318
Nueva colección une la gastronomía con la joyería
  • En este mes patrio, Daniel Espinosa buscó unir en su nueva colección, titulada Memorias, la joyería con la gastronomía tan arraigada en él.
FERNANDO TOLEDO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Amante de la gastronomía gracias a su madre, Doña Rosita, Daniel Espinosa aprendió en su Taxco natal a apreciar la importancia y sabrosura de todas las tradiciones nacionales: desde trabajar la plata hasta comerse un pozole con un buen toque de chile en polvo.

Así, uno de los joyeros más exitosos, en este mes patrio buscó unir en una sesión fotográfica todo aquello que constituye la riqueza de México.

“La gastronomía y el saber hacer de la alta joyería mexicana se unen dando un giro inesperado en escenas donde los coloridos chiles de árbol se mezclan con las monedas antiguas, principalmente de los años 30 y 40, en un estilo sofisticado y actual”, comenta Daniel respecto a estas fotos que fueron tomadas por Valerie Abe Camil.

Porque, como diría Fray Bernardino de Sahagún, “sin el chile los mexicanos piensan que no están comiendo”, Daniel propone la recuperación de bellas monedas antiguas, las cuales, intervenidas, se ven de lo más actual y chic en collares, pulseras, prendedores y aretes. Y las retrata entre los verdes y los rojos de los chiles que dominan la cocina nacional.

Este amor por la gastronomía y su pasión por el picor lo han hecho inspirarse también en los textos de su amiga, la investigadora Ángeles González Gamio, prestigiosa cronista de las costumbres mexicanas.

“La riqueza de la comida nacional, herencia ancestral que tanto gozo, brinda a los sentidos, se hermana con el que produce la joyería que guarda añejas memorias”, afirma Ángeles respecto a esta colección que ya se encuentra en venta en todas las tiendas de este creador.

Así, Daniel en esta colección, titulada Memorias, busca preservar el valor de monedas antiguas, que encierran historias, intervenidas de diversas formas para lograr piezas únicas y entrañables que son exhibidas en su taller-museo Casa de Plata, en Taxco. Y además, se une a la tendencia del reciclaje que impregna la moda actual.

Porque, para Daniel, los dichos y la picardía al hablar del chile también son parte del patrimonio nacional.

“Me encantan los dichos y refranes como el que dice ‘ahora es cuándo, chile verde, le has de dar sabor al caldo'”, comenta Daniel, orgulloso de lograr preservar la joya y la gastronomía en esta colección.

Te puede interesar: Eiza González: reina de las joyas de Bvlgari