Otra pandemia: ideaciones suicidas

348
Otra pandemia: ideaciones suicidas
  • La OMS ha alertado sobre el incremento de ideaciones suicidas, producto del estrés y las afecciones de la salud mental provocados durante la pandemia.

EUGENIO TORRES / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El estrés y las afecciones de la salud mental que aumentaron durante la pandemia provocaron un incremento en las ideaciones suicidas han advertido la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), señala en entrevista el Dr. Paul Croarkin, psiquiatra infantil en Mayo Clinic de Rochester, Minnesota.

Los adolescentes, los adultos jóvenes, los miembros de minorías étnicas, los trabajadores esenciales y los cuidadores de adultos que no reciben remuneración parecen correr el mayor riesgo de exacerbación de una afección de la salud mental y de suicidio, indica el especialista.

Los últimos estudios, agrega, reportan que durante las primeras etapas de la pandemia de Covid-19 hubo una disminución en la presentación de casos psiquiátricos y con ideación suicida en los departamentos de emergencias médicas. La razón más probable para ello fue la orden de permanecer en casa.

La OMS también menciona que el suicidio siempre es una de las causas principales de muerte, independientemente de la pandemia de Covid-19.

Según la Organización, estas tasas de suicidio disminuyeron en todo el mundo, desde el 2000 hasta el 2019, aunque las tasas aumentaron (17 por ciento) en ciertas zonas de América del Norte. En el continente americano, aproximadamente 100 mil personas mueren al año por suicidio.

Dentro del contexto del Covid-19, los datos y la percepción de los intentos de suicidio y de muerte por suicidio continúan cambiando.

Los estudios demuestran constantemente que la pandemia conlleva más factores de riesgo para suicidio, como por ejemplo, puntos estresantes en el ámbito laboral, pérdida del trabajo, pérdidas económicas, traumas, abusos, exacerbación de trastornos de la salud mental, consumo de sustancias adictivas y más obstáculos para obtener atención médica y tratamiento psiquiátrico.

En un estudio reciente con personas de Chile, Brasil, Perú y Canadá, el 50 por ciento de los entrevistados indicó un deterioro de su salud mental dentro del contexto de la pandemia, señala el Dr. Croarkin.

¿Han aumentado los intentos de suicidio durante la pandemia? y si es así, ¿cuáles son las causas?

Igual que con epidemias y desastres anteriores, se sabe que los eventos traumáticos afectan a muchas personas y les provocan dificultades para dormir, estrés, depresión, ansiedad o exacerbación de una afección física o de la salud mental.

Quienes trabajan en la primera línea de fuego de la pandemia y tienen exposición frecuente a la muerte y a perturbaciones prolongadas en su vida o trabajo también corren más riesgo de suicidio.

Los adolescentes, los adultos jóvenes, los miembros de minorías raciales o étnicas, los trabajadores esenciales y los cuidadores de adultos que no reciben remuneración parecen correr el mayor riesgo.

Los últimos estudios también plantean que las personas infectadas con Covid-19 pueden corren más riesgo de suicidio, pero se desconoce la causa y probablemente sea muy complicada.

¿Cuáles son los grupos más afectados?

La gente con factores de riesgo, como abuso de sustancias adictivas, enfermedades psiquiátricas, estrés social, problemas económicos y poco acceso a cuidados de salud son quienes mayor riesgo tienen de intento de suicidio y de suicidio mismo.

Los últimos estudios constantemente sugieren que durante el año 2020, llegaron a los departamentos de emergencias médicas más casos de intento de suicidio entre adolescentes de 12 a 17.

Esto se nota especialmente en adolescentes del sexo femenino. En general, los hombres tienen el doble de probabilidades de morir por suicidio, pero las mujeres intentan suicidarse con mayor frecuencia.

¿Cuáles son las señales de alarma para prevenir un suicidio en alguien allegado?

Las personas con antecedentes de intento de suicidio, depresión, enfermedad psiquiátrica y problemas de abuso de sustancias adictivas corren más riesgo de suicidio.

Con las personas allegadas, siempre hay que prestar atención a cambios en el comportamiento o a conductas completamente nuevas. Lo más preocupante son los eventos dolorosos, los traumas, las pérdidas y las transiciones estresantes. Siempre hay que

prestar atención a toda persona allegada que hable de matarse, de sentirse desesperanzado, de ser incapaz de tolerar el dolor, de sentirse atrapado, de considerarse una carga para los demás o de no tener ningún motivo para vivir.

Otros comportamientos preocupantes son consumir más alcohol o drogas, investigar formas de acabar con la vida, tener exabruptos de agresividad, entregar las pertenencias, visitar o llamar a otros como si estuviese despidiéndose, cambiar el patrón del sueño y aislarse.

En la época estresante del Covid-19, es muy importante apoyarnos unos a otros y hablar abiertamente cuando hay preocupación por un posible suicidio.

¿Cuáles son las causas principales que llevan a una persona a suicidarse?

El suicidio es un evento complejo y no existe una sola causa. A menudo, el suicidio abarca factores de estrés extremo que se suman a problemas de salud.

Las personas que pierden la esperanza y sienten que son una carga para los demás corren más riesgo de suicidio.

La depresión, la ansiedad y el consumo de sustancias adictivas son otros factores frecuentes que también contribuyen. Es importante darse cuenta de que quienes tienen diagnóstico de enfermedad mental e intentos anteriores de suicidio son capaces de controlar su afección y vivir felices, igual a lo que ocurre con cualquier otra enfermedad a la que se trata.

¿Hay algún avance en la rama de la farmacología para la prevención y el tratamiento del suicidio?

El mundo entero se esfuerza por entender más, prevenir y tratar el suicidio.

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EU financia estudios continuos para entender y tratar el suicidio. Hace poco, financió estudios centrados en la rápida prestación de tratamiento para el suicidio. Entre ellos, hay estudios con ketamina, con terapia cognitivo conductual y con tratamientos de neuromodulación. Los investigadores de Mayo Clinic dirigen algunos de estos estudios.

¿Cuál es la situación en México dentro del contexto internacional de casos de suicidio?

La situación de México es muy similar a la ya expuesta. La tasa de suicidio en México en el año 2019 fue de 5.3 por cada 100 mil personas. Otros estudios recientes plantean una tasa de suicidio de 8.76 por cada 100 mil personas.

Es importante recordar que las tasas y los intentos de suicidio pueden aumentar debido a factores estresantes de la pandemia.

Otro estudio reciente realizado en México demostró que el 21 por ciento de todos los estudiantes de una muestra informaron sobre conductas suicidas y el 4 por ciento demostró intentos suicidas muy letales.

Este estudio plantea que entre los factores de riesgo que deben considerarse atentamente están la juventud en las mujeres y la depresión, la falta de esperanza, el consumo de sustancias adictivas, la ansiedad o los traumas infantiles en los demás pacientes.

Conózcalo: Paul E. Croarkin


*Doctor en Psiquiatría

*Director del Centro de Depresión de Mayo Clinic y del Departamento de Psiquiatría y Psicología

*Centra sus estudios en comprender la neurobiología, el tratamiento óptimo y la clasificación de los trastornos del estado de ánimo en niños y adolescentes.

*Incluye estudios de estimulación magnética transcraneal repetitiva para el trastorno depresivo mayor en adolescentes, estudios de neurofisiología con espectroscopía de resonancia magnética y paradigmas novedosos de estimulación magnética transcraneal.

Te puede interesar: Costará 451 mdp rehabilitar escuelas en Veracruz por ‘Grace’