Subirá a 44% dependencia alimentaria

234
Subirá a 44% dependencia alimentaria
  • Las cifras muestran que en el caso del maíz la dependencia alimentaria cerrará con un nivel de 38.3%, 6.6 puntos porcentuales más que en el tercer año de EPN.
MOISÉS RAMÍREZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Contrario a la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador al inicio de su sexenio, la dependencia alimentaria de México está creciendo.

El Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) proyectó que México cerrará 2021 —el tercer año de la 4T— con un nivel de dependencia alimentaria (derivado de la razón importaciones/consumo nacional aparente) de 44.3 por ciento, esto es 2.5 puntos porcentuales más del que hubo en el tercer año del gobierno de Enrique Peña Nieto.

En lo particular, las cifras muestran que en el caso del maíz la dependencia alimentaria cerrará con un nivel de 38.3 por ciento, 6.6 puntos porcentuales más que en el tercer año de EPN, y en el trigo de 58 por ciento, un alza de 11.1 puntos porcentuales.

Lo anterior no obstante los 27 mil millones de pesos que desde el 2019 lleva invertidos el gobierno federal en su programa asistencialista Precios de Garantía y que para el 2022 sumarán poco más 38 mil millones, en caso de que el Congreso apruebe la iniciativa presupuestaria presidencial de inyectarle 11 mil 373 millones más.

Pide la Palabra

Precios de Garantía arrancó en el 2019 con la promesa de lograr la autosuficiencia alimentaria en maíz, trigo, frijol, arroz y leche.

Un análisis de GCMA destacó que el alza de la dependencia es fuerte y lo atribuye, por una parte, al crecimiento de 4.5 por ciento que este año tendrá el consumo nacional aparente de cereales, leguminosas y oleaginosas, al llegar a una cifra récord de 65 mil 566 millones de toneladas.

La otra razón, sostuvo, deriva del estancamiento que sigue sufriendo la producción de granos básicos, que en el 2021 cerrará con una baja de 0.2 por ciento respecto a la del 2020, con un volumen de 36 mil 542 millones de toneladas.

Añadió que la mayor demanda está siendo completada con importaciones, las cuales de enero a agosto pasados registraron un alza anual de 11 por ciento.

Agencia Reforma publicó el lunes pasado que, en los primeros tres años de la 4T, las cosechas agrícolas del ciclo primavera-verano (PV) en México cayeron una cuarta parte, mientras que las importaciones de productos del campo van para arriba marcando récords.

Los datos derivan del reporte de avances de siembras y cosechas de tierras de riesgo y temporal elaborado por la Secretaría de Agricultura del ciclo PV, que inicia en abril y concluye a finales de septiembre.

Juan Carlos Anaya Castellanos, director de GCMA, explicó que las mayores importaciones de granos y oleaginosas son resultado de una creciente demanda del sector pecuario y de la industria aceitera, en el caso de las oleaginosas como la soya.

“Esta baja es muy fuerte y seguirá cayendo más si el gobierno no hace algo de manera efectiva para que aumente la producción de granos”, advirtió.

Reprobó que el gobierno esté aplicando más recursos a Precios de Garantía, e incluso también al programa Producción para el Bienestar (anteriormente Procampo), dado que no están mejorando la producción.

“Está mal que sigan inyectándoles más recursos ya que, como dice la Coneval, esos recursos son una trasferencia al ingreso, pero no tiene efectos en mejorar la productividad y rentabilidad.

“Ni Precios de Garantía ni Producción para el Bienestar tienen un enfoque a la mayor productividad”, aseveró.

Te puede interesar: Arranca Amazon operación de 4 centros de envío