Queda pendiente nuevo gobierno alemán

293
Queda pendiente nuevo gobierno alemán
  • El gobierno saliente de Merkel permanecerá en el cargo hasta que preste juramento un sucesor, un proceso que puede llevar semanas o meses.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

BERLÍN, ALE.- Alemania se embarca en una búsqueda potencialmente prolongada de su próximo gobierno después de que los socialdemócratas de centroizquierda vencieran por estrecho margen al bloque de centroderecha de la canciller saliente Angela Merkel, en una elección que no marcó una dirección clara para la mayor economía de Europa bajo un nuevo líder.

Los líderes de los partidos en el Parlamento recién electo se reunieron el lunes para digerir un resultado en el que el bloque Unión de Merkel se desplomó a su peor resultado en una elección nacional, y pareció poner las llaves del poder en manos de dos partidos de la oposición.

Pide la Palabra

Tanto el socialdemócrata Olaf Scholz, que sacó a su partido de una depresión de varios años, como Armin Laschet, el candidato del partido de Merkel que vio decaer la suerte de su partido en una campaña conflictiva, pretendieron liderar el próximo gobierno.

Scholz es el vicecanciller y ministro de Finanzas saliente, y Laschet es el gobernador del estado más poblado de Alemania, Renania del Norte-Westfalia.

Cualquiera de ellos que se convierta en canciller lo hará con su partido habiendo ganado una parte menor de los votos que cualquiera de sus predecesores.

Quien consiga el poder probablemente dependerá de la decisión de los posibles socios menores, los ecologistas Verdes y los Demócratas Libres favorables a las empresas, partidos que tradicionalmente pertenecen a campos ideológicos rivales.

“Los votantes han hablado con mucha claridad”, dijo Scholz el lunes. “Fortalecieron a tres partidos, los socialdemócratas, los verdes y los demócratas libres, por lo que este es el mandato visible que han dado los ciudadanos de este país: estos tres partidos deben liderar el próximo gobierno”.

La única otra opción que tendría una mayoría parlamentaria es una repetición de la “gran coalición” de la Unión y los socialdemócratas. Esa es la agrupación que ha dirigido Alemania durante 12 años de los 16 años de mandato de Merkel, y a menudo se ha visto empañada por disputas, pero esta vez estaría bajo el liderazgo de Scholz con el bloque de Merkel como socio menor. Sin embargo, hay poco interés en eso.

Scholz dijo que la Unión “recibió el mensaje de los ciudadanos de que ya no deberían estar en el gobierno, sino entrar en la oposición”.

El gobierno saliente de Merkel permanecerá en el cargo hasta que preste juramento un sucesor, un proceso que puede llevar semanas o meses. La aún canciller anunció en 2018 que no buscaría un quinto mandato.

Te puede interesar: Cerrada elección por el poder en Alemania