Pretende perpetuarse Fidel como magistrado

705
  • Fidel Gabriel Villanueva Rivero pretende perpetuarse en el cargo de magistrado numerario por otros seis años.
MARCO ANTONIO BARRERA

CHETUMAL, Q. ROO.- Bajo el argumento de que la Constitución Política de Quintana Roo contraviene a la Carta Magna federal en la permanencia de los magistrados numerarios, Fidel Gabriel Villanueva Rivero pretende perpetuarse en el cargo por otros seis años.

El pasado 1 de septiembre, el expresidente del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo (TSJQROO) durante los gobiernos de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo, fue separado de manera forzosa como magistrado numerario al cumplir 12 años en el cargo desde su formal designación, incluida una reelección que le fue concedida.

Al día siguiente, Villanueva Rivero acudió a la justicia federal para reclamar medidas cautelares contra su separación aprobada en la sesión ordinaria del Pleno del Poder Judicial del estado mediante el acuerdo TSJQROO/8/2021, a través del cual también fue notificado de haber agotado su tiempo de permanencia en el Poder Judicial de Quintana Roo donde se desempeñaba como titular de la Tercera Sala Especializada en Materia Penal Tradicional.

El reclamo de la restitución del cargo de Magistrado Numerario se analiza en el juicio de amparo número 28653742 ante el Juzgado Sexto de Distrito con sede en Chetumal, Quintana Roo, promovido el 2 de septiembre pasado bajo el tema específico de “sesión extraordinaria de terminación de periodo como magistrado”.

Los alegatos legales del quejoso son que el artículo 100, párrafo Tercero, de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, y los artículos 114, párrafo primero, y 155, fracción I, de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado desconocen “indebidamente” la inamovilidad al cargo que protege la legislación federal.

Los ordenamientos locales dictan que los magistrados numerarios durarán en su encargo un periodo de seis años y podrán ser reelectos por una sola vez, por un periodo de igual duración, sumando 12 años, al final de los cuales deberán retirarse de manera forzosa.

El ex magistrado alegó tener derecho a una evaluación de su trabajo que le asegure permanecer en funciones, debido a que los funcionarios reelectos únicamente pueden ser separados en caso de incurrir en alguna responsabilidad administrativa prevista por la propia ley.

Sin embargo, el 8 de septiembre último, el secretario de acuerdos en funciones de Juez federal resolvió negar a Fidel Villanueva la suspensión provisional para que se le reconozca con el carácter de “Magistrado Inamovible”, con lo que queda impedido para ejercer las funciones propias del cargo. La decisión no es definitiva y puede apelarse en segunda instancia.  

En su argumentación, Villanueva Rivero insiste que cuenta con el “derecho de inamovilidad” adquirido y no renunciable desde que fungió como Juez Penal de Primera Instancia de Cozumel, cuyo nombramiento le otorgó la Oficialía Mayor del Tribunal Superior de Justicia del Estado en el oficio número OM/037/997.

“No puede considerarse que, por el simple hecho de haber obtenido una promoción, por pasar de Juez Penal de Primera Instancia a Magistrado Numerario, esto signifique que el suscrito ha renunciado a ese derecho, por el contrario, actualmente un servidor cuenta con la inamovilidad”.

La referida inamovilidad judicial, justificó, “es necesaria para mantener la estabilidad judicial en la impartición de justicia, luego entonces es un derecho adquirido y si bien es cierto en mi reelección se menciona un segundo periodo de igual duración, también lo es, que es una expectativa de derecho que es diferente a mi derecho ya adquirido”.

Villanueva Rivero fue formalmente Juez Penal de Primera Instancia del Distrito Judicial de Cozumel, Quintana Roo, entre el 21 de febrero de 1997 y el 20 de febrero de 2003, aunque estuvo en funciones 12 años, seis meses y 15 días.

De aquella larga permanencia argumentó que se dio por una “ratificación tácita”, de manera automática, en la que no se emitió ningún documento a su favor, pero no fue removido ya que realizó un “correcto desempeño”.

A propuesta del ex gobernador Félix González Canto (24 agosto 2009) ascendió a Magistrado Numerario, lo que validó el Congreso estatal mediante la publicación del Decreto 229, con lo que rindió formal protesta el 4 de septiembre de 2009.

Posteriormente, fue reelecto como titular del TSJQROO por la XIV Legislatura mediante el Decreto 268 (20 julio 2015), que se promulgó cuatro días después bajo la firma del entonces mandatario quintanarroense Roberto Borge Angulo.

Te puede interesar: El sureste también existe.- Adán Augusto