Enoja filtración en caso Ayotzinapa

207
Enoja filtración en caso Ayotzinapa
  • Uno de los voceros de los padres explicó que ellos incluso han ocultado información a sus familiares porque así se los piden en las reuniones de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa.
CÉSAR MARTÍNEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La divulgación de conversaciones sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa molestó a algunos padres de los estudiantes, quienes dijeron haber recordado la gestión de Enrique Peña Nieto.

“Estamos enojados. No es la manera. Nos recordó algunos momentos con el gobierno anterior, que sacaban algunas cosas que no estaban consultadas”, dijo Mario César González, padre del estudiante desaparecido César Manuel.

“Es bueno que haya transparencia, pero adentro de la Comisión Presidencial, que se diga qué se puede decir y qué no se puede decir, nosotros no sabíamos absolutamente nada. Si llevamos reuniones limpias se deben llevar a cabo limpias”.

Por instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador, el pasado viernes la Secretaría de Gobernación difundió una conversación que sostuvieron por mensajes de texto el 26 de septiembre de 2014 el jefe de Guerreros Unidos, Gildardo López Astudillo, “El Gil”, y Francisco Salgado Valladares, segundo comandante de la Policía Municipal de Iguala, Guerrero.

Ese día, el criminal pidió al mando municipal que le entregara a todos los normalistas detenidos ese día.

En entrevista telefónica, Mario César González, uno de los voceros de los padres, explicó que ellos incluso han ocultado información a sus familiares porque así se los piden en las reuniones de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa, por lo que enfadó que se difundiera información en poder del Ejército.

“Estamos muy encabronadísimos, no es la manera de enterarnos nosotros ni la familia, porque a la familia tampoco se le dice por cuidar la investigación y de un momento a otro se enteran de esa manera”, recriminó.

“Pueden lastimar la investigación, desafortunadamente fue un desacierto muy grande de parte del gobierno, y más aún del Ejército mexicano que no dio la información en su momento, sino apenas hace unos días”.

Para el padre de César Manuel, la filtración es delicada porque revela nombres de personas que podrían ser asesinadas para evitar que brinden mayor información.

“No sabemos qué más información tienen ellos (los del Ejército). ¿Por qué no la dan o por qué no le dieron en su momento? ¿O quién se las dio, de dónde la agarraron? Hay muchas incógnitas”, agregó.

“Nosotros lo que queremos es que ya definitivamente se abra una línea de investigación hacia el Ejército para que veamos qué es lo que tiene, qué es lo que sabe y su modo de participación”.

Te puede interesar: Tlatelolco, ‘herida aún sangrante’