Increpan a López Obrador; quieren vernos, afirma

172
Increpan a López Obrador; quieren vernos, afirma
  • Pese a los reclamos, López Obrador aseguró que los censos se levantan casa por casa y los apoyos se entregan de manera directa y sin demoras.
ANTONIO BARANDA / AGENCIA REFORMA

HUAUCHINANGO, PUE.- A mes y medio de su paso por los estados de Veracruz, Hidalgo y Puebla, el huracán “Grace” —categoría 3— sigue dando coletazos. La inconformidad por censos incompletos y falta de apoyos provocó ayer protestas durante la gira del presidente Andrés Manuel López Obrador, e incluso un portazo en su acto oficial en la Sierra de Puebla.

Al menos un centenar de personas logró evadir los filtros militares y, a empujones, se plantó frente al mandatario para exigir un nuevo censo.

“Bueno ¿Me van a dejar hablar?, ¿me van a respetar? Guarden silencio”, pidió López Obrador al verse interrumpido en su discurso y copado por los manifestantes.

Los inconformes demandaron su inclusión en los censos de damnificados, exigieron nuevas listas y acusaron a la Secretaría del Bienestar de favoritismo.

“Que los servidores de la nación no tengan favoritismo por familiares y amigos, fuimos los más afectados y no nos ha llegado absolutamente nada”, se leía en cartulinas de quienes irrumpieron en Huauchinango.

Evelia Trinidad, Marcos, del Ejido Los Pinos, Jalpan, advirtió que cientos o miles de familias de su comunidad no fueron tomados en cuenta en el censo.

“Bienestar no hizo bien su trabajo”, reprochó.

Luis Eslava Garrido, de Tenango de las Flores, acusó que los campesinos de su localidad tampoco fueron censados, por lo que urgió a ir “casa por casa”.

Pese a los reclamos, López Obrador aseguró que los censos se levantan casa por casa y los apoyos se entregan de manera directa y sin demoras.

Más tarde, en Apizaco, Tlaxcala, López Obrador justificó el “portazo” al afirmar que es gente que quiere ser escuchada y que ya lo quiere ver a él.

Te puede interesar: Se confirma que Ejército ocultó informe.-Centro Prodh