Esperan sentencia una de cada dos reclusas

226
Esperan sentencia una de cada dos reclusas
  • México Evalúa reveló que una de cada dos mujeres se encuentra privada de la libertad en espera de una sentencia, mientras que en el caso de los hombres la proporción es 4 de cada 10.
BENITO JIMÉNEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En el país, una de cada dos mujeres se encuentra privada de la libertad en espera de una sentencia, mientras que en el caso de los hombres la proporción es 4 de cada 10, reveló la organización México Evalúa.

Al presentar el informe “Hallazgos 2020: Seguimiento y evaluación del sistema de justicia penal en México”, el organismo indicó que los hombres no denuncian un delito por considerar el trámite una pérdida de tiempo (38.7 por ciento), porque consideran el delito de poca importancia (10.9 por ciento) o porque implica un proceso difícil (9.2 por ciento).

En contraste, alertó, las mujeres no denuncian porque no tienen pruebas (13.6 por ciento), por miedo al agresor (5.6 por ciento) y por una actitud hostil de la autoridad (4.0 por ciento).

Pide la Palabra

Cada año, México Evalúa presenta un estudio de la operación del sistema de justicia penal en cada entidad y a nivel federal.

En esta ocasión, integró al documento una evaluación con enfoque de género en la operación y resultados del sistema penal.

De acuerdo con el estudio, los derechos de las mujeres son menos respetados en las Agencias del Ministerio Público.

“Al rendir una declaración son presionadas para dar otra versión de los hechos en mayor medida que los hombres en esa misma situación”, se expone.

El informe refiere que a las mujeres se les dan a leer sus derechos en menor proporción que a los hombres.

“Con la incorporación de estos datos queremos visibilizar estas temáticas de forma transversal para entender los diferentes retos que hay en un sistema de justicia penal diseñado a partir de estereotipos, roles o prejuicios sociales”, opinó Christel Rosales, investigadora senior del programa de justicia en México Evalúa.

“La desigualdad procesal permite la fabricación de culpables y niega la verdad para las víctimas. La Fiscalía no debe tener la última palabra en el sistema penal”, consideró, por su parte, Edna Jaime.

“La ausencia del estado de derecho es el principal pecado de este país, nos hemos convertido en una sociedad que normaliza la violencia y la injusticia”.

Te puede interesar: Surgen autodefensas en Simojovel, Chiapas