Acapara depresión atención emocional de capitalinos

223
Acapara depresión atención emocional de capitalinos
  • Depresión, ansiedad, insomnio, adicción a sustancias, estrés y trastornos adaptativos son los principales padecimientos de los capitalinos.
SELENE VELASCO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Depresión, ansiedad, insomnio, adicción a sustancias sicoactivas, estrés y trastornos adaptativos son los principales padecimientos de los capitalinos.

Así lo informó la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa), durante el Día Mundial de la Salud Mental, promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La dependencia reportó que sólo en lo que va de 2021, más de la mitad de los casos se asocian con la pandemia de Covid-19.

“De las consultas ofrecidas en el primer nivel de atención, un porcentaje aproximado del 65 por ciento tiene que ver con depresión, ansiedad, estrés y padecimientos relacionados con el virus SARS-CoV-2”, detalló la Sedesa.

La dependencia enlistó los principales padecimientos y la cantidad de casos por cada uno que llevó a habitantes de la CDMX a buscar ayuda emocional y recordó que brinda atención emocional en 36 hospitales y en módulos ubicados en las 16 jurisdicciones sanitarias y centros de salud.

De enero a septiembre de 2021 se han otorgado mil 190 atenciones de casos por depresión; otras 968 relacionadas con el coronavirus; 617 con ansiedad; 221 con consumo de sustancias, 193 con estrés, 139 con problemas de pareja, entre otros.

Aunque la Sedesa confirmó que la contingencia actual ha sido el principal detonante de los padecimientos mentales, señaló que no ha sido el único.

“El conjunto de fenómenos sicosociales que están íntimamente relacionados con la salud mental son principalmente la violencia familiar y contextual; situación económica; uso y abuso de sustancias tóxicas; personas en situación de calle, la migración y el efecto de la pandemia”, indicó la Sedesa.

Durante la contingencia, la Ciudad de México rebasó la peor cifra en los últimos 21 años en suicidio, que especialistas alertan, es la peor consecuencia de las afectaciones emocionales y que podrían haberse prevenido.

En ese lapso, el peor año fue 2014, cuando hubo 434 casos, según el Inegi y para 2018 se registró el nivel más bajo, con 227 casos.

Sin embargo, 2020 cerró con casi el doble, pues se registraron 450 casos de suicidio y al menos 25 por ciento aumentaron las carpetas de investigación reportadas por la Fiscalía de Justicia por suicidios entre menores de 10 a 14 años de edad.

Los casos de depresión, ansiedad, estrés y adicciones se han presentado en todos los grupos sociales, de acuerdo con especialistas.

Sin embargo, grupos como mujeres y personal de Salud han sido de los principales afectados.

Te puede interesar: Sube contaminación en CDMX por alza en cremaciones