Relegan con reforma fuentes de energía eólica y solar

162
Relegan con reforma fuentes de energía eólica y solar
  • La Secretaria de Energía sostuvo que la idea de que la energía limpia es barata no es cierta, ya que en 20 años la CFE pagaría más de 100 mmdp en ese rubro.
ANTONIO BARANDA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha pagado más de 6 mil millones de pesos a empresas privadas por Certificados de Energías Limpias (CEL), informó ayer la Secretaria de Energía, Rocío Nahle.

Durante la mañanera en Palacio Nacional, la funcionaria sostuvo que la idea de que la energía limpia es barata no es cierta, ya que en 20 años la CFE pagaría más de 100 mil millones de pesos en ese rubro.

“Actualmente, la CFE ha pagado más de seis mil millones de pesos de estos certificados a 335 centrales privadas. Al finalizar el contrato se habrá subsidiado prácticamente el 50 por ciento de la inversión inicial en estas plantas”, señaló.

“Si estos contratos no se cancelan, a 20 años la CFE va a tener que pagar más de 100 mil millones de pesos en esto, o sea, nos salen muy caros. Esto de que es muy barato pues no es cierto”.

Pide la Palabra

Nahle advirtió que la reforma de 2013 no incluyó que la CFE tuviera acceso a estos certificados de energía limpia, a pesar de que ya la produce a través de su central nuclear, sus hidroeléctricas y su geotermia.

“Que son las más limpias, baratas y constantes, trabajan las 24 horas, la solar y la eólica no son”, aseveró.

“La CFE actualmente tiene 191 centrales de generación, pero sólo opera el 55 por ciento promedio de su capacidad; de estas 191, 69 son energías limpias, hidráulicas, geotérmicas, nuclear, eólica y solar”.

Con base en la reforma energética de 2013, explicó, los CEL son entregados por la Comisión Reguladora de Energía a productores privados por cada MW producido por energía eólica o solar; la CFE está obligada a comprar estos certificados, ya que es la única empresa que vende electricidad al público.

La titular de la Sener reportó que, con base en el modelo de la reforma de Peña Nieto, el 62 por ciento de los generadores son privados (independientes, autoabasto, centrales construidas y subastas a largo plazo) y sólo el 38 por ciento de la CFE.

“(Se) plantea eliminar las modalidades ilegales de generación privada y que en el 46 por ciento de producción que a diario se despache haya una auténtica competencia justa y pareja, reconociendo los costos de producción para mantener una armonía en el mercado. Esto es lo que le conviene a México”, añadió.

‘A ROBAR A OTRO LADO’

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que los medios de comunicación están al servicio de las grandes corporaciones del sector eléctrico, pues hablan de expropiar pese a que la Iniciativa Privada tendrá una participación en el mercado del 46 por ciento.

“Si quieren hacer negocio, ahí está, negocio con ganancias razonables, a robar a otro lado. Tampoco es el tiempo de antes que nada más levantaban la mano o apretaban el botón y todo quedaba el anonimato”, expresó de cara a la discusión de su iniciativa en el Congreso.

Te puede interesar: Para la ONU es medio ambiente un derecho humano