Paran obras en refinería Dos Bocas

517
Paran obras en refinería Dos Bocas
  • Las obras de construcción de la refinería Dos Bocas fueron suspendidas por nuevas movilizaciones de trabajadores de ICA Fluor.
JORGE RICARDO / AGENCIA REFORMA

PARAÍSO, TAB.- Las obras de construcción de la refinería Dos Bocas fueron suspendidas por nuevas movilizaciones de trabajadores de ICA Fluor.

Ayer a las nueve de la mañana, dos horas después de iniciado el turno matutino, cientos de trabajadores fueron desalojados debido a una nueva manifestación de compañeros que insistían en cancelar el pago de cuotas sindicales a la CTM, mejor comida y pago de horas extra de trabajo.

Elementos de la Marina mantienen el control de la obra con apoyo de la Policía estatal.

Pese al discurso oficial en el sentido de que se trata de un “grupito” y que es un lío entre sindicatos, las protestas obligaron a las compañías constructoras a frenar los trabajos.

Para hoy, los trabajadores esperan la llegada de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, que cada viernes supervisa la obra.

Mientras tanto, el secretario general de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), Pedro Haces, aseguró que la central obrera que lidera “no está metida” en los trabajos de construcción de la refinería de Dos Bocas.

Haces salió al paso de las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que la CATEM y la CTM están involucrados en el conflicto por la disputa del contrato colectivo.

“CATEM no tiene vela en el entierro: nosotros no estamos metidos en Dos Bocas. Alguien le está pasando mal la información al señor presidente”, sostuvo el senador suplente de Morena.

Por su parte Carlos Aceves del Olmo, líder de la CTM, pidió a la Federación de Trabajadores de Tabasco —afiliada a la central priista— defender los contratos laborales en Dos Bocas y evitar la violencia.

“Hay una intromisión de organizaciones terceras y que generan problemas y agresión por parte de organizaciones adheridas a la CATEM”, señaló Del Olmo.

VIVEN ABUSOS… EN EL PARAÍSO

De los 40 puestos  de comida que a diario venden junto a la Puerta 1 de la obra de la refinería de Dos Bocas, ayer sólo llegaron unos diez. Al principio, eso alegró a María Dolores y Rodolfo, un matrimonio de Comalcalco, que dos días antes apenas habían vendido la mitad de sus 90 enchiladas de mole. Sin embargo, ayer tampoco vendieron mucho: seguía el paro.

Desde el martes, pero incluso antes, desde febrero, los empleados de la empresa ICA Fluor, mamelucos anaranjados, brazaletes verdes, han protestado. Que los obligan a trabajar 12 horas diarias porque la obra debe quedar lista el 1 de julio de 2022, en el aniversario de la victoria del presidente. El sindicato de la CTM les cobra hasta mil pesos por recibir su currículum y luego les descuenta una cuota. Hay que pagar rentas de cuartos que se multiplican conforme al hacinamiento. Y encima, dicen, no hay sanitarios limpios ni comida adecuada.

“Y si viera usted cómo sufren, ni un baño, ni a tomar agua, aquí uno oye, y eso es lo que debería de ver la empresa, que los empleados son leales si los tratan bien”, dijo María Dolores ya llorando porque se le juntaron los motivos. El martes, los empleados de ICA Fluor abandonaron el trabajo en protesta. Ese día, ella y su esposo debutaron como vendedores. Un sobrino les heredó el puesto.

Te puede interesar: Estalla violencia; acusan a Nahle de proteger monopolio sindical