Promociona turismo ‘ejército’ diplomático

431
Promociona turismo ejército diplomático
  • El objetivo es aumentar el turismo en México y que éste sea parte fundamental de la agenda internacional y con ello sumar a la recuperación económica del país.
RODOLFO MONTES

CIUDAD DE MÉXICO.- En tanto el recién creado Consejo de Diplomacia Turística no cuente con personalidad jurídica y, en consecuencia no tenga presupuesto alguno para su operación, la secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), ha capacitado a representantes diplomáticos de las 80 embajadas y 67 consulados mexicanos, a través de cursos especializados en la promoción de los destinos turísticos de México, como Cancún, Acapulco, Los Cabos y muchos más.

Esos cursos, impartidos por el Instituto de Competitividad Turística de la Secretaría de Turismo, así como por personal del Instituto Matías Romero, también los han tomado las misiones permanentes y oficinas de enlace.

Colaboradores cercanos al titular de la SRE, Marcelo Ebrard, informaron al diario Luces del Siglo que el objetivo central de esta estrategia, es reforzar la imagen del país en el extranjero bajo el argumento de que es una de las naciones que ha cubierto prácticamente con el 100 por ciento del esquema de vacunación en contra de Covid-19, además de que se trabaja estrechamente entre el gobierno federal y los gobiernos estatales y municipales con el fin de reforzar los protocolos de salud impuestos por la pandemia.

En la promoción de México en el extranjero, también participan activamente un grupo de empresarios expertos en el sector de la industria turística nacional.

“En esta labor conjunta, se tiene el mandato de cuidar y dar contenido a la política turística, colaborar con la promoción de México y procurar su prestigio en los mercados internacionales emisores de turismo, a través de nuestras embajadas y consulados”, comentaron funcionarios de la cancillería mexicana a este diario.

El objetivo, agregaron, es aumentar el turismo en México y que éste sea parte fundamental de la agenda internacional y con ello sumar a la recuperación económica del país, debido a que representa una actividad primordial. 

De acuerdo con la secretaría de Turismo, en los primeros cinco meses de 2019 llegaron a México 18.2 millones de turistas internacionales, 5.9 por ciento más que en el mismo periodo de 2018, con una derrama económica de 10 mil 110 millones de dólares, 15.4 por ciento superior a enero-mayo del año pasado, y un gasto promedio de los turistas de internación de 958.6 dólares, lo que significó un incremento de 14 por ciento.

Ahora, en esta etapa post Covid y en esta llamada nueva normalidad, el objetivo es potenciar a su máxima capacidad a México para que el turismo se convierta en un real detonador económico y una herramienta de reconciliación social, que beneficie directamente a la población local.

Bajo este esquema de promoción, desde un Embajador, un Cónsul y hasta todo el personal diplomático tienen esta misión, porque “no se puede vender lo que no se muestra”, comentaron los funcionarios de la SRE consultados por Luces del Siglo y agregaron que sólo así México podrá reafirmarse entre las principales potencias turísticas del mundo.

Esta capacidad institucional del gobierno de la Cuarta Transformación, se lleva a cabo sin erogar un peso adicional con el que cuentan las representaciones diplomáticas, supliendo en definitiva al extinto Consejo de Promoción Turística de México, que en su último año de operaciones, erogó 801 por ciento más del presupuesto que se le asignó en 2018, antes de que iniciara el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador y quien le dio la estocada a la llamada “burocracia dorada” que ganaba hasta diez mil dólares al mes, más prestaciones y gozaba de oficinas lujosas en todo el mundo.

En el último año del peñismo, el Consejo de Promoción Turística, dirigido por Héctor López Santana, tuvo 583 millones 153 mil 996 pesos de presupuesto, pero gastó cinco mil 612 millones 493 mil 900 pesos, un 801.8 por ciento más, según la Cuenta Pública del 2018.

Peor aún, la Auditoría Superior de la Federación reportó que, de cada peso, ese consejo sólo invertía 30 centavos para promocionar los destinos turísticos del territorio mexicano. El resto se iba a empresas televisivas, periodísticas, agencias turísticas, hasta viajes y caprichos de funcionarios públicos del desaparecido Consejo de promoción Turística, a los que el presidente López obrador llamó la burocracia dorada.   

Ahora los integrantes del Consejo de Diplomacia Turística son: Cristina Alcayaga, Marcos Fastlich Santre, Eduardo Paniagua Morales, Darío Flota Ocampo, Giancarlo Mullineli, Arnaldo Pinazzi, Rodrigo Esponda, Juan Vela Ruiz, Jaime Salazar Figueroa, Francisco Bulnes, Jorge Manos Esparragoza, Jean Paul Pelletier, Armando Bojórquez, Julián Arroyo Cordera, María del Carmen Morfín Herrera, Miguel Alemán Magnani, José Manuel López Campos, Javier Prado Gómez, Daniel Chávez Morán, Simón Galante Zaga, Juan José Fernández Carrillo, Pablo Azcárraga Andrade, Aurelio Pérez Alonso, Braulio Arsuaga Lozada, Alejandro Alonso Olivares, Francisco Fernández Alonso, Lourdes Berho Corona y José Chapur Zahoul.

Todo un ejército preparado y capacitado para volcarse a favor de la promoción del turismo en México.

Te puede interesar: Identifican proyectos económicos en sur