NIDO DE VÍBORAS

572
NIDO-SINDICALIZADOS-FIFÍ

POR KUKULKÁN

LA VIUDA de Ignacio Sánchez Cordero, candidato natural del Partido Verde para la presidencia municipal de Puerto Morelos asesinado en marzo pasado, Merari Tziu, recibió una administración técnicamente en la quiebra y la primera responsabilidad qué tuvo que afrontar apenas asumió el cargo, fue pagar la nómina, aunque sólo al 50 por ciento de lo correspondiente mensualmente porque ni en cuentas ni en caja le dejaron para pagar completo a los trabajadores. 

LA NOTICIA explotó en redes sociales al difundirse una supuesta lista del ayuntamiento de Puerto Morelos sobre más de 500 aviadores con sueldos preferenciales y que cuesta dos millones de pesos mensuales que dejó como herencia la administración de la ahora diputada federal verde ecologista Laura Fernández Piña, a quien la nueva administración de Merari Tziu no va a proteger en caso de que resulte implicada en esta serie de actos de corrupción, según advirtió la actual alcaldesa.

EL NÚMERO de aviadores es alarmante pues se trata del municipio más joven del estado como para cargar una nómina de trabajadores de ese tamaño, algunos de los cuales inclusive fueron sindicalizados aun cuando durante la administración de Fernández Piña fueron sus trabajadores de confianza, colaboradores cercanos, a quienes garantizó su seguridad laboral antes de concluir su mandato de cinco años, al ser reelecta para un segundo periodo. 

ENTRE ellos, el ahora ex oficial mayor Héctor Gilberto Alcaraz Argote, uno de los responsables de la bancarrota del municipio, y su hermano Óscar Jaime Alcaraz Argote; la ahora diputada federal verde ecologista también dejó en la cargada nómina del municipio a su secretario particular Pablo Pérez Torre; al director de Fiscalización, Gerson Caporali; al director de ingresos, Alfonso Nolasco; y hasta a su asistente personal, señalada de percibir dos sueldos, Zacil Rosado.

COMO sindicalizados ningún trabajador puede ser despedido por el ayuntamiento, salvo que incurra en violaciones a las leyes competentes, por lo que Merari Tziu deberá irse acostumbrando a tener que lidiar con esta responsabilidad que le heredó su antecesora, quien por lo pronto cuenta con fuero federal para iniciarle un proceso penal en caso de que la situación lo amerite. Si Laura Fernández creyó que su sustituta, a quien promovió después del asesinato de su esposo, sería su “Juanita” para manipularla, se equivocó. 

AUNQUE ambos son gobiernos del Partido Verde Ecologista, la nueva alcaldesa ha decidido cambiar a su gabinete y poner a gente de su confianza como ocurre cada cambio de gobierno, pero los primeros movimientos ya provocaron que saltara la liebre de la corrupción del gobierno de la ahora diputada federal Laura Fernández Piña, quien suspira profundamente ser candidata a gobernadora, apoyada por la mafia del poder en Quintana Roo, encabezada por el ex gobernador Félix González Canto y Jorge Emilio González, el “Niño Verde”.

@Nido_DeViboras