Comida, punto focal del Día de Muertos en la península de Yucatán

284
comida

  • La comida tiene un papel central dentro de las tradiciones de la península de Yucatán y los estados que la componen, especialmente el pib.

IGNACIO CALVA

CANCÚN, Q. ROO.- En ell Día de Muertos, conocido también como Hanal Pixan, que en maya significa “comida de las almas”, la comida tiene un papel central dentro de las tradiciones de la península de Yucatán y los estados que la componen, especialmente platillo como el pib yucateco y el xec.

El pib, conocido también como mucbipollo o Mukbil Pollo, es un tamal en forma redonda o cuadrada, elaborado con masa de maíz, tomate, manteca de cerdo, chile morrón, cebolla, epazote y frijol nuevo o espelón.

Puede estar relleno de pollo, pavo, puerco o res, que se mezclan en un preparado espeso llamado Kol, que consta del caldo donde se ha cocido la carne y el achiote. Luego se envuelve en hojas de plátano y es tradicionalmente enterrado en caldera bajo tierra para cocinarlo, aunque cada vez es más común hornearlo.

Akil es el municipio que más produce hojas de plátano de la variedad manzano para la elaboración de diferentes platillos yucatecos que se demandan durante todo el año, pero la producción se eleva en época de finados para la elaboración del pib, Los paquetes de 40 rollos se venden en un promedio de 360 pesos. El rollo de seis hojas cuesta 9 pesos.

Por otro lado, el xec es una ensalada típica del sureste para ofrecer a los fieles difuntos. La palabra es de origen maya y significa “revuelto o revoltijo”, que se prepara con naranja, mandarina, toronja y jícama, bañados en jugo de naranja agria con un poco de chile piquín y cilantro.

Las festividades del Día de Muertos en nuestra península inician desde el 25 de octubre al 2 de noviembre, con el “Festival de las Ánimas”, donde se expone en diferentes recintos y espacios públicos, variedad de actividades culturales, gastronómicas y lúdicas que se dedican a nuestros fieles difuntos.

El festival inicia con el Paseo de las Ánimas, en la que cientos de personas visten con el traje tradicional yucateco representando a la muerte con los rostros maquillados de llamativas calaveras para emprender un recorrido que inicia en el Cementerio General y termina en el Arco de San Juan.

Durante el trayecto, acompañados por música regional interpretada por agrupaciones musicales y el barullo de los asistentes, se aprecian los más de cien altares colocados cuidadosamente por diversas oficinas del gobierno, instituciones, escuelas, comercios y vecinos.

Te puede interesar: Hará Alfonso Cuarón serie con Blanchett y Oldman