Habrá más de Duna

279
Duna

  • En realidad quien modificó el ritmo de la historia fue Lady Jessica, el personaje que la actriz sueca interpreta en Duna.

MARIO ABNER / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de meses de incertidumbre, la producción de la segunda parte de Duna fue autorizada.

Dirigida por Denis Villeneuve, el filme, que adaptará el final del libro de ciencia ficción que Frank Herbert publicó en 1965, se estrenará el 20 de octubre de 2023.

“La otra mitad de la película es colosal. La primera fue sólo la introducción al mundo, la segunda sería más grande todavía”, dijo el realizador en un reciente encuentro con medios.

Reticente a hablar de detalles, el canadiense sólo habló de algunos arrepentimientos con el primer filme que espera remediar para el segundo.

“Dividir la historia significó enfocarme en ciertos elementos y desechar otros.

Lamento, por ejemplo, no haber mostrado a Gurney Halleck cantando una canción. El personaje de Josh Brolin canta hermoso y toca un instrumento, el baliset. Ojalá pueda retomarlo”.

Hasta el momento, en cines, Duna ha recaudado 223 millones de dólares.

Todopoderosa

Una decisión de Rebecca Ferguson y el destino de la galaxia cambió.

En realidad quien modificó el ritmo de la historia fue Lady Jessica, el personaje que la actriz sueca, famosa por la saga Misión Imposible y películas como Doctor Sueño, interpreta en Duna.

Se trata de uno de los personajes femeninos más fascinantes de la ciencia ficción, una miembro de la orden Bene Gesserit, suerte de proto jedis, mujeres capaces de obligar a cumplir su voluntad con su voz y diestras en el arte de combate Prana Bindu.

Desde largo tiempo buscaban, mediante ingeniería genética, dar con el elegido, el Kwisatz Haderach, pero Jessica, desobedeciendo órdenes, adelantó el proceso dando a luz a Paul Atreides, y ello pondrá al imperio de cabeza.

“Ojalá me pareciera a Jessica”, dijo Ferguson en un encuentro con medios. “Lo más cool que le envidio es que ella debe crear una completa calma en sí misma antes de actuar.

“En cambio, mi mente está en todas partes. En el libro se narra bellamente cómo Jessica controla cada poro y arteria de su cuerpo. Y además puede manipularte mentalmente, lo que me parece genial”.

La oriunda de Estocolmo, quien saltó a la fama al estelarizar la serie The White Queen hace ocho años, quiere mandar un mensaje con Jessica: las mujeres son fuertes y crean su propio destino.

Si en la novela que Frank Herbert publicó en 1965, Jessica ya tenía un papel preponderante, en su adaptación, actualmente en cines, el director Denis Villeneuve la echó aún más adelante.

“Amo cuán importante es ella en este filme, cómo toma sus decisiones, cómo reacciona. Su rebeldía es atractiva. Claro, sus decisiones generan consecuencias tremendas.

“Pero, por eso mismo, tuve mucho con qué jugar: había muchas capas de vulnerabilidad en su fuerza”, admite la intérprete 37 años.

Herbert escribió el personaje tomando como molde a Beverly, su segunda esposa, a quien veía como una mujer influyente, digna y con intuiciones más allá de lo normal.

El rol fue encarnado por Francesca Annis, en la película de David Lynch de 1984, y posteriormente, en series televisivas, por las actrices Saskia Reeves y Alice Krige.

Ferguson asegura que aceptó participar en Duna no por la evasión que supone la ciencia ficción, sino gracias a Villeneuve (La Llegada) y a las diversas capas de lectura de la historia.

“No se siente como ciencia ficción, amo el filme por eso. Sí, está el espacio y lo sobrenatural, pero hay resonancias a la sociedad actual y a la política.

“En lo personal, me encantan los personajes y sus dramas. Está la gran escala, la enormidad, pero en el close up, hay seres derrumbándose y muchas emociones”.

En, Jessica tiene momentos de acción, combate y despliegue de sus poderes, en los que Ferguson puso al día las habilidades de artes marciales que aprendió en Misión Imposible.

No fue eso, sin embargo, el mayor reto para la actriz, sino el rodaje en los desiertos de Jordania y Abu Dhabi, pues Jessica y su hijo Paul deben hacer una travesía mortal.

“Esta película se relaciona de manera diferente con la acción. Lo difícil fue tener la energía de correr hacia la cima de las dunas. Fue divertido. Cuando sea vieja, recordaré esto”, bromeó.

Te puede interesar: Revelan 478 sitios lazo Olmeca-Maya