Opera en UANL red ‘fantasma’

175
UANL
  • Fuentes internas de la UANL apuntan a Araiza como un operador financiero que antes y después de ser directivo se ha mantenido cerca del ex Rector.

MIRNA RAMOS / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, NL.- José Araiza, señalado como el brazo derecho del ex Rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), resultó mucho más que un maestro recién jubilado.

De acuerdo con documentación en poder de Grupo REFORMA, este personaje supuestamente en retiro no sólo obtuvo millones de una empresa que pertenece a un amigo suyo y da servicios a la Universidad, sino que está vinculado con al menos otros dos proveedores de la institución y tiene operaciones con una red de al menos 36 compañías factureras y fantasmas.

Todo esto con Rogelio Garza Rivera como Rector, gestión que inició en octubre del 2015 y concluyó la semana pasada.

Grupo REFORMA reveló en julio pasado que la UANL pagó al menos 700 millones de pesos a empresas factureras y fantasmas.

Araiza, dueño de Confecciones Colibrí, recibía recursos millonarios a través Confecciones Plaza, propiedad de Carlos Alberto Martínez Lozano, amigo y socio suyo, contratada por la Universidad por más de 116 millones de pesos.

Pero no es la única proveedora universitaria relacionada con Araiza; están también Explore Tours, con 32 millones de pesos, y Comercializadora Ircamavi, con otros 142.9 millones.

En los últimos seis años, estas tres compañías han obtenido por lo menos 290.9 millones de pesos de la UANL, mientras que Araiza cobró a empresas fantasma o ligadas a ellas al menos 32.7 millones.

Explore Tours fue creada en septiembre del 2000 con Araiza como apoderado y con su esposa como accionista.

Aunque él alega que dejó esa empresa desde hace 12 años, en realidad se separó hace 10 y su esposa permaneció hasta el 2016, cuando ya facturaba para la UANL.

Asimismo, en el 2011 empezó a aparecer como representante legal en esa empresa de Martínez Lozano, dueño de Confecciones Plaza y Comercializadora Ircamavi.

Plaza e Ircamavi han tenido como proveedores principales a Dionor y Cronsam, empresas sin infraestructura ni empleados, creadas al mismo tiempo y ante el mismo notario.

Aunque araiza dijo desconocer esas dos compañías, los documentos revelan que otra empresa suya, Comercial Steam, realizó operaciones con ellas.

Además de ser catedrático y empresario, al menos desde el 2016 Araiza reportó honorarios asimilables a salarios de parte de siete compañías, tres de ellas declaradas fantasmas por el SAT y las otras cuatro relacionadas entre sí o con otras fantasmas.

Según sus declaraciones fiscales, recibió 5.5 millones de pesos de Consultores Profesionales Nourdine; 5.2 millones de Consultores Birn, y 9.2 millones de Maximizadora de Recursos Estratégicos.

Estas tres compañías están incluidas en la lista de Empresas Facturadoras de Operaciones Simuladas (EFOS) del SAT.

Fuentes internas de la UANL apuntan a Araiza como un operador financiero que antes y después de ser directivo -incluso tras su proceso de jubilación- se ha mantenido cerca del ex Rector.

Te puede interesar: Inicia colecta de firmas para revocación de mandato