Difieren estado y federación por venta del producto ‘Tren Maya’

502
Difieren estado y federación por venta del producto Tren Maya
  • La clave es comenzar con la comercialización del Tren Maya con varios meses de anticipación a su inauguración, de lo contrario, podría convertirse en un producto que no sea reconocido a nivel internacional.
DALILA ESCOBAR 

CIUDAD DE MÉXICO.- De no contar con una adecuada comercialización antes de concluirse las obras, el Tren Maya no cumplirá con su propósito turístico y únicamente se quedará en el objetivo de traslado de pasajeros locales y de carga. 

El director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), Darío Flota, consideró: “Yo no creo que el Tren Maya genere un aumento en la llegada de visitantes, yo creo que será una alternativa para los visitantes que de todas maneras están llegando”.

También advirtió que la opción de hoteles que ofrecerá cada estación funcionará solamente para turistas de estancias largas, por ejemplo los europeos, que puedan ampliar sus opciones además de los paquetes que hayan adquirido desde sus lugares de origen y que generalmente es en los grandes hoteles de zonas con mayor turismo como Cancún, incluso Tulum.

La clave es comenzar con la comercialización del Tren Maya con varios meses de anticipación a su inauguración, de lo contrario, podría convertirse en un producto que no sea reconocido a nivel internacional como una opción para visitar las comunidades que hasta el momento no son visitadas por el turismo. 

Sobre el tema, el director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons coincidió en que es necesaria una comercialización anticipada, aunque su enfoque es dirigido a un mayor gasto en la misma cantidad de turistas que ya llegan a algunas regiones de Quintana Roo, no en aumentar el número de visitantes. 

Y añadió que desde 2020 Fonatur ha llevado el proyecto del Tren Maya al extranjero, principalmente a las ferias de Europa, y actualmente se está definiendo la venta de productos turísticos a ofrecer.

“Desde el año pasado hubo stand de México sobre el Tren Maya, ahorita estamos en Dubái, ya se sabe del producto, el problema es la definición de la venta de producto. Se trabaja sobre unos canales de comercialización susceptibles, para saber cuánto tendremos de venta para este año y ya se saben algunos temas”, afirmó Jiménez Pons. 

El plan completo de comercialización estará listo en año y medio, previo a la inauguración que encabezará el presidente Andrés Manuel López Obrador. 

“Hay un mercado diferenciado muy interesante en todo esto, estamos por recibir el estudio actualizado de demanda por parte de Steer (Davies & Gleave), eso nos arrojará también una nueva vista porque teníamos un escenario poscovid que es muy importante. Al turismo en México le va mejor por nuestra cercanía con Estados Unidos y porque muchos americanos ya no quieren pasarse 10 horas en el avión, entonces viajan a lo más cercano”, expuso.

Jiménez Pons enfatizó que el problema de México no es la cantidad de turismo sino la calidad de la actividad turística. “Nuestra misión es hacer un turismo de categoría, no necesariamente caro, pero sí de calidad”.

En opinión de Flota Ocampo el Tren Maya “se abre como una posibilidad más bien para quienes tienen estancias largas, para quienes provienen de Europa y esa es una tarea que habrá que hacer en su momento para quienes venden las vacaciones y venden los paquetes para turismo europeo”. 

La única opción que encuentra Flota a la promoción del Tren Maya es “que se pudiera considerar alguna de las noches, disponerla para recorrer el sureste del país, porque de otra manera la gente que tenga ya sus habitaciones pagadas en algún destino, no las va a perder para irse a otro lado”.

También consideró que “aún le falta esa etapa, esto no termina con la construcción de los rieles, sino termina con el proceso de comercialización que tendrá que darse conforme se acerque la terminación del proyecto”. 

“Cuando se acerque la fecha de su inauguración ya se tuvo que haber iniciado con anterioridad el proceso de comercialización para que haya un interés y la gente pueda, para ese entonces, considerar a través del tren, visitar otras de las ciudades que están en la ruta”, agregó. 

Pero Jiménez Pons insistió en mejorar la calidad de productos y servicios al turismo porque de esa manera los turistas gastarán más y expuso que al hacer más baratos los costos de artesanías, también baja su calidad y eso genera que no las quieran comprar. 

Explicó que, de las diez potencias turísticas en el mundo, México está en el séptimo lugar; sin embargo, si se toman en cuenta las características de la oferta, cae al décimo lugar “y en pésima condición de lo que es gasto per cápita turístico y eso es importante. Inmediatamente después de nosotros está Indonesia”.

El gasto per cápita del turismo en México está debajo de 50 dólares, mientras que en Indonesia llega a los 200 dólares “y eso significa que es mejor negocio allá que acá; entonces, es un problema de orden en el mercado, de saber sacarle provecho a lo que realmente tenemos”, consideró el funcionario. 

Lo que Fonatur busca es mejorar la calificación incluso de las artesanías que se ofrecen, “lo que estamos planteando para Cancún no es que crezca en cantidad, sino que haya más calidad. Nos conviene manejar la misma cantidad, es más no queremos más turistas, sino que esos turistas que ya vienen gasten el doble, porque tampoco podemos sobrecargar nuestros sitios turísticos mucho”.  

Una de las estrategias son los talleres que en coordinación con la Unesco trabajan para generar artesanías de calidad. 

“Es solo jugar con el turismo de sol y playa que es muy rentable, pero aun ese mismo tienes que aumentar su calidad porque tienes que meter atractivos complementarios, buenas habitaciones, buen mercadeo en los aeropuertos”, expuso.  Para los costos de los boletos para el Tren Maya, aunque aún no se define, para la gente local será lo equivalente a lo que cobran en transporte público, que puede ir entre los 50 y 100 pesos. Para el turismo en general, principalmente el extranjero se cobrará entre 800 y 1,000 pesos.

Te puede interesar: Acercan proyecto de Tren Maya a estudiantes