COP26: reclamos, acuerdos y sueños

385
COP26: reclamos, acuerdos y sueños
  • Entre reclamos, negociaciones, coaliciones, acuerdos y promesas, además del vehemente llamado de alerta por un futuro en riesgo, tuvo lugar la primera semana de la COP26.
ISRAEL SÁNCEZ / AGENCIA REFORMA

GLASGOW, ESCOCIA.- Entre reclamos, negociaciones, coaliciones, acuerdos y promesas, además del vehemente llamado de alerta por un futuro en riesgo, tuvo lugar la primera semana de la 26 Conferencia de las Partes (COP26) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en la ciudad escocesa de Glasgow, en Reino Unido.

Un encuentro que, pospuesto el año pasado a causa de la pandemia de Covid-19, resulta emblemático para el fundador y CEO de Iniciativa Climática de México (ICM), Adrián Fernández Bremauntz, en parte porque no siempre suelen ser convocados los jefes de Estado. Algo que, considera, tiene una relevante y clara intención:

“Es para dejar el mensaje político de más alto nivel, es decir: ‘señores, hay que avanzar; hay que ponerse a trabajar para continuar concluyendo los trabajos de varios pendientes que están dentro de los temas del Acuerdo de París’”, expresa el doctor en ciencias ambientales en videollamada desde la Conferencia, la más reciente de la veintena a las que ha acudido.

“Esto es importante porque ya finalmente en el mundo, en la mayor parte de los países —no en todos—, se entiende que este tema es justamente de jefes de Estado, que es un tema de la más alta autoridad de un país”.

Ya desde la primera jornada, el secretario general de la ONU, António Guterres, clamó ante los más de 120 líderes mundiales reunidos y cuyos discursos, anuncios y posicionamientos se sucederían durante dos días: “Es hora de decir basta”.

“Basta de maltratar la biodiversidad. Basta de matarnos con el carbono. Basta de tratar la naturaleza como un retrete. Basta de quemar, perforar y minar a mayor profundidad. Estamos cavando nuestra propia tumba”, advirtió.

Aunado a esto, para Fernández Bremauntz, expresidente del Instituto Nacional de Ecología, se trata de un encuentro que tiene que estar guiado por la ambición climática.

Esto por lo que el propio Acuerdo de París, adoptado por 196 países en la COP21 en 2015, marca acerca de que a cinco años debían revisarse las contribuciones nacionalmente determinadas (NDC, por sus siglas en inglés), que representan los compromisos asumidos por los países signatarios para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la adaptación al cambio climático.

“Lo que se espera (de las naciones y sus NDC), lo dice el Acuerdo de París —y esto es algo que le falló a México el año pasado—, es que deben cumplir con un espíritu de progresividad. O sea, no se vale decir: ‘Ya revisé, y ahí te va lo mismo’, que es lo que hizo México”, apunta el CEO de ICM, a propósito de la revisión del país de finales del año pasado, que no incorporó una mayor ambición en materia de mitigación.

“Los países tienen que presentar el avance y el aumento de sus ambiciones relacionadas con las contribuciones nacionalmente determinadas. Digamos, es la tarea que los alumnos tienen que hacer año con año para pasar de grado”, refrenda e ilustra Fernando Aragón Durand, doctor en planeación del desarrollo por la University College London y coautor del Reporte Especial sobre Calentamiento Global 1.5 grados del IPCC.

Ambición que, al asumirse con la mayor seriedad, debe sobreponerse al voluntarismo para que, como suele ejemplificar el CEO de ICM, esta lucha global deje de ser como una fiesta en la que cada invitado lleva lo que considera como “un esfuerzo razonable”.

“Se juntan 50 personas en la fiesta, pero ves y hay seis chelas en el refri, tres refrescos y dos bolsitas pequeñas de papas. No alcanza”, ironiza el experto en contaminación del aire y salud ambiental. Para todo esto, continúa, actualmente todo el mundo acepta parte del nuevo paradigma de la gran política climática mundial, que es: intentar reducir a la mitad las emisiones para final de esta década, y llevarlas hasta cero —la famosa neutralidad de carbono— para mediados de siglo.

Te puede interesar: Defiende Bezos en COP26 viaje espacial