Pozos del Valle exprimen acuíferos vecinos

186
pozos
  • De acuerdo con las licitaciones emitidas por Sacmex, 30 pozos están en renovación y en proceso de asignación de obra se encuentran 90.

IVÁN SOSA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La rehabilitación masiva de pozos en el Edomex es una buena noticia para la Ciudad de México, pues aumentará el caudal de agua que recibe. Sin embargo, es un retroceso en términos ambientales, pues incrementa el agotamiento de los acuíferos vecinos.

Diana Tapia, del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), calcula que de no frenar la extracción de líquido de municipios lejanos para traerlo a la Ciudad de México y su conurbación, en pocas décadas podría haber una crisis compleja.

“Las proyecciones advierten que en los próximos 40 años la ciudad agotará el acuífero y las cuencas Lerma y Cutzamala”, indica en un estudio de su autoría.

De los 395 pozos operados en el Sistema Lerma, el Sistema de Aguas de Ciudad de México (Sacmex) prevé rehabilitar 204, con una inversión de mil millones de pesos y con tal de preservar la aportación de 4 mil 500 litros por segundo recibida por los capitalinos.

“No podemos seguir trayendo más agua de lugares más lejanos, porque esto también significa un problema, estar trayendo el agua del Sistema Lerma-Cutzamala es estar generando una mayor tensión social y ambiental en otras cuencas, en el Estado de México y en Michoacán”, planteó la especialista de Agua Capital, Pipola Gómez.

Para Elvia Arias, activista del colectivo H2O Lerma, los pozos de esa región del Estado de México, cercanos a Toluca, operados por el Sacmex ya ofrecen problemas por el agotamiento del acuífero.

“Antes teníamos agua todo el tiempo, con bastante presión, ahora ya tenemos que usar bombas, subirla a tinacos y ya no es de buena calidad, con arenas”, mencionó Arias.

Una vez que las fuentes locales resultaron insuficientes, en 1951 se inauguró el Sistema Lerma, una cadena de pozos ubicados en el municipio mexiquense para traer líquido al Valle de México. En 1951, con la misma política hídrica, en 1982 empezó a funcionar el Sistema Cutzamala, que acopia agua en presas del Edomex y de Michoacán.

Por años de explotación, los pozos del Lerma disminuyeron la producción de agua potable, por lo que es necesario rehabilitarlos para compensar los mil 700 litros por segundo que dejó de aportar el Sistema Cutzamala desde 2020, explicó el director del Organismo del Consejo de Cuenca del Valle de México (OCAVM), Víctor Bourguett.

“Necesitamos seguir trabajando los pozos en tanto se recupere el Cutzamala y pueda volver a dar 16 mil litros por segundo todo el año”, explicó el funcionario.

De acuerdo con las licitaciones emitidas por Sacmex, 30 pozos están en renovación y en proceso de asignación de obra se encuentran 90.

¿De dónde?

Litros por segundo máximo de aportación de las diferentes fuentes hídricas.

Pozos en CDMX (550)
12 mil l/s 37.9 %

Sistema Cutzamala

10,500 l/s 33 %

Sistema Lerma (395)
4,500 l/s 14.2 %

Pozos Barrientos
2,100 l/s 6.6 %

Pozos Chiconautla

900 l/s 2.8 %

Pozos La Caldera

600 l/s 1.8 %

Manantiales en CDMX
1000 l/s 3.1 %

TOTAL: 31,600 l/s

FUENTE: Sacmex

Te puede interesar: Piden a migrantes no llegar a CDMX