NIDO DE VÍBORAS

652
NIDO-CANDIDATO-INCÓGNITO-P

POR KUKULKÁN

EL CIERRE del registro de aspirantes a la contienda interna por la candidatura de Morena a gobernador o gobernadora de Quintana Roo terminó con la incógnita en el aire de sí Rafael Marín Mollinedo metió su solicitud, o no, porque de manera oficial ni el Comité Ejecutivo Nacional ni el presidente del partido guinda, Mario Delgado Carrillo, dieron la lista completa de los interesados en participar en una contienda interna que en su primera fase analizará el perfil de todos los solicitantes para después definir a los cuatro finalistas, dos mujeres y dos hombres, que serán sometidos a una encuesta con militantes y simpatizantes, para definir cuál de ellos o ellas es el ganador. El plazo fatal es el 10 de febrero de 2022.  

TAMPOCO el titular del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec y amigo del presidente Andrés Manuel López Obrador, ha dicho públicamente esta boca es mía, por lo que sus simpatizantes mantienen encendida la llama de esperanza de que Marín Mollinedo sea el candidato de unidad aun cuando versiones extraoficiales han dicho que no irá porque así se lo solicitó el propio titular del Ejecutivo; pero en el caso de que sí se haya registrado, pero que haya preferido mantenerlo en silencio, el funcionario federal deberá renunciar a su cargo antes del 5 de diciembre, en aproximadamente 20 días.

EL RESTO de los aspirantes decidieron hacer público su registro a través de las redes sociales, entre los más conocidos fueron los senadores Marybel Villegas Canché y José Luis Pech Várguez; la alcaldesa de Benito Juárez, Mara Lezama Espinosa; el ex diputado federal Luis Alegre Salazar; y la derrotada ex alcaldesa de Solidaridad, Laura Beristain Navarrete. De entre ellos saldrán los dos precandidatos y las dos precandidatas que serán sometidos a la encuesta que definirá al ganador o ganadora.

PERO la convocatoria también da la salida rápida a la Comisión Nacional de Elecciones para ahorrarse todo este laberíntico proceso de selección, aprobando un solo registro para la candidatura respectiva, la cual en ese hipotético caso se considerará como única y definitiva en términos del artículo 44a, inciso t, del Estatuto de Morena. Por lo mismo, la principal regla del juego para los aspirantes es comportarse con civilidad: “Queda estrictamente prohibido que quienes son aspirantes realicen acusaciones públicas contra el partido, sus órganos de dirección u otros aspirantes o protagonistas, o en su caso, cometan actos de violencia física contra otros miembros o el patrimonio del partido”.  

PARA reforzar lo anterior, los aspirantes fueron obligados a firmar una carta compromiso con los principios de la Cuarta Transformación y conformidad con el proceso interno de Morena, así como su “carta de manifestación bajo protesta de decir verdad de no tener condena o recibida sanción firme por violencia familiar o doméstica o cualquier agresión de género, delitos sexuales o ser persona deudora de pensión alimenticia, con firma autógrafa, en el formato que para tal efecto emita la Comisión Nacional de Elecciones”. 

ADEMÁS, debieron presentar una semblanza curricular en la que se destaque “la trayectoria profesional, laboral y política, los atributos ético-políticos, la antigüedad en la lucha de las causas sociales y la vida democrática, así como su aportación al proceso de transformación”. Muy pocos estarían en posibilidad de cumplir con lo anterior.

@Nido_DeViboras