Dr. Brain muestra lo loca que es la ciencia

316
Dr. Brain
  • Los involucrados en Dr. Brain están conscientes de que su serie llega en un momento en que el boom por lo coreano a nivel internacional.

JUAN CARLOS GARCÍA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Apartado de la convivencia social, un tanto retraído y hosco, negado a establecer vínculos más allá de sus asignaciones profesionales.

Así es definido por su equipo de trabajo el neurocientífico sudcoreano Sewon (Lee Sun-kyun), Dr. Brain, un prodigioso galeno especializado en estudios cerebrales que de niño fue diagnosticado con autismo de alto.

En un fatal accidente, perdió a su madre y vio cómo su familia se desmoronó ante situaciones por las que nada pudo hacer.

“Pienso que es necesario describirlo sin temor a decir que es un personaje complejo porque eso lo hace rico y muy humano.

“Me sorprendió que carece de emoción ante la mayoría de las circunstancias, y aunque hay una explicación muy lógica, en el plano actoral es sumamente difícil, porque siempre estás pensando en reaccionar a situaciones nuevas. Con él no sucede”, contó Lee (Parásitos) en videoconferencia desde Seúl.

Dr. Brain, serie que se transmite por Apple TV+, fue escrita, producida y dirigida por Kim Jee-woon (I Saw the Devil), uno de los más importantes cineastas del país asiático, en su primera aventura en la pantalla chica.

Inspirada en el webtoon del mismo nombre creado por Hongjacga, la historia, un thriller de ciencia ficción, explora la obsesión del médico protagónico con un estudio clínico, prohibido por sus superiores, en los que propone conectarse por transferencia cuántica al cerebro de cadáveres para descubrir sus “memorias dormidas”.

“El desafío de este trabajo fue darle el dinamismo y realismo que viene de su historia original. Yo estoy acostumbrado a un todo en el cine, y ahí tienes sólo dos horas para resolver la historia. En este caso, se extiende al triple de tiempo y el manejo debe ser el triple de cuidadoso, sin importar la presión del tiempo. Lo tienes que hacer con la habilidad de una acción quirúrgica”, puntualizó el cineasta.

Sigilosamente, y con un cuidado que da miedo, Sewon a profundizando en sus estudios al mismo tiempo en que es investigado por la extraña muerte de su hijo y de su esposa Jaeyi (Lee Yoo-young), y por las circunstancias en las que él quedó huérfano.

“Como personaje, Sewon me parece sumamente interesante porque propone una conexión con la mente de los cadáveres a través de un mecanismo que genera mucha curiosidad. Yo lo asocié con la función del airdrop del iPhone. Si estás ante un símil, estableces la conexión y envías el archivo, si tienes el programa ideal, lo abres y conoces qué hay”.

Los involucrados en Dr. Brain están conscientes de que su serie llega en un momento en que el boom por lo coreano a nivel internacional está en todo lo alto, pero lejos de sentirse en rivalidad dijeron sentirse orgullosos de que el mundo mire a su paìs.

Así lo dijo

“La función cerebral es sumamente fascinante, y eso te da para analizarla con distintas variantes. La premisa de Dr. Brain es muy inteligente y te mantiene muy entretenido. Claro, existe la presión por la aceptación de la audiencia, pero confío en que es un trabajo hecho con la máxima calidad”. Kim Jee-woon, Director y productor.

Te puede interesar: Por tragedia le llueven demandas a Travis Scott