‘Sepulta’ la Corte regalo a Zaldívar

186
Sepulta la Corte regalo a Zaldívar
  • Arturo Zaldívar consideró que no estaba impedido para participar en la discusión, y votó en favor de la invalidez, pero se abstuvo de opinar durante la sesión.
VÍCTOR FUENTES / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El intento del Congreso para prolongar la Presidencia del ministro Arturo Zaldívar violó el principio de supremacía Constitucional, atentó radicalmente contra la división de podres y buscó afectar la independencia judicial.

Lo anterior lo resolvió ayer la Suprema Corte de Justicia, al anular por unanimidad el artículo transitorio de una ley secundaria con la que Morena pretendió agregar dos años a la Presidencia de Zaldívar, y a los nombramientos de los seis consejeros de la Judicatura Federal (CJF) en funciones.

Si bien el pasado 6 de agosto Zaldívar renunció a extender su mandato, la Corte tenía pendiente resolver acciones de inconstitucionalidad promovidas por las minorías legislativas.

Zaldívar consideró ayer que no estaba impedido para participar en la discusión, y votó en favor de la invalidez, pero se abstuvo de opinar durante la sesión, misma actitud que asumieron tres ministros nominados a la Corte por el presidente Andrés Manuel López Obrador (Juan Luis González Alcántara, Yasmín Esquivel y Margarita Ríos-Farjat), quien públicamente apoyó la prolongación de mandato.

Los ministros que sí hicieron uso de la palabra coincidieron en condenar la maniobra, que Morena y sus aliados ejecutaron de última hora, durante la aprobación de reformas a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación en abril pasado.

Recordaron que los artículos 97 y 100 de la Constitución son categóricos al señalar que el presidente de la Corte y del CJF sólo puede durar cuatro años en ese puesto, que no puede ser reelecto y que sólo el pleno de ministros puede designarlo; mientras que los consejeros sólo pueden estar cinco años en sus cargos, y tres de ellos son seleccionados por el máximo tribunal.

Por lo tanto, indicaron, el transitorio fue un intento de reelección de facto de funcionarios judiciales, impuesta por otro Poder de la Unión.

“Un tribunal es virtuoso si y sólo en la medida en que ejerce su independencia, cuando ésta se ve amenazada. La misión de los tribunales constitucionales no es complacer a las mayorías políticas en turno, sino hacer valer la Constitución”¿”, afirmó, con indignación, la ministra Norma Piña, jueza federal de carrera.

“En este pleno se ha hablado, fuerte y claro, de fraude a la Constitución. Qué calificativo se tendría que hacer en este caso, cuando además no se hizo el más mínimo esfuerzo de dotar a la norma de la apariencia de constitucionalidad”, agregó. Luis María Aguilar, presidente de la Corte previo a Zaldívar, calificó de “gravísimo” el rompimiento del orden constitucional en el que incurrió el Congreso, pues los legisladores están obligados a acatar la Carta Magna “sin excusa ni pretexto”.

Te puede interesar: Amaga AMLO con exhibir a legisladores de EU