NIDO DE VÍBORAS

530
NIDO-ACLARACIONES-P

POR KUKULKÁN

ACLARACIONES de un lado, aclaraciones del otro, el caso es que en el ambiente político estatal sigue la incógnita sobre si Rafael Marín Mollinedo será o no el candidato de Morena para la candidatura a pesar de que ayer el propio presidente Andrés Manuel López Obrador celebró en su conferencia mañanera realizada en Cancún el que su colaborador hubiera decidido no registrarse como aspirante para seguir al frente del proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, aunque al final dejó abierta la puerta al enfatizar que “el pueblo es el que decide” y él va a apoyar a quien designen, mensaje que para muchos fue un clarito “no pero sí”.   

LA MAYORÍA de las encuestas pone a Mara Lezama Espinosa como favorita, pero en amplios sectores de la sociedad temen que su llegada signifique entregarle el gobierno del estado a Jorge Emilio González Martínez “El Niño Verde” coludido con el ex gobernador Félix González Canto, principal saqueador, para seguir con la fiesta de corrupción desde el poder. Y Marín Mollinedo ha venido confirmado todo este sentir en los últimos días en que se reunió con el empresariado por lo que alertó a su partido sobre la inminente fractura del partido y el riesgo de la derrota si no se dirime el conflicto entre la alcaldesa y la senadora Marybel Villegas Canché que pelean a muerte la candidatura.

NO LO DICE cualquiera, sino el fundador de Morena en Quintana Roo, el responsable de la operación electoral de la península de Yucatán desde las campañas presidenciales de 2006, 2012 y 2018; además el encargado de postular a todos y cada uno de los candidatos de las primeras elecciones en que el movimiento participó como nuevo partido hace poco más de tres años entre ellos la propia Mara Lezama, Marybel Villegas y el senador José Luis Pech Várguez, los tres con mayores posibilidades reales de competir pues cumplen con el perfil que marcan los requisitos de la convocatoria.

PERO en vez de que la alerta llamara a la conciencia, sólo atizó el ‘fuego amigo’ mediático contra el líder moral de Morena en Quintana Roo, exhibiendo supuestos actos de corrupción de su pasado —sin sustento ni rigor periodístico— que ha venido proliferando a través de las redes sociales, a las que el presidente se refirió también en la mañanera luego de celebrar que su colaborador Marín Mollinedo haya decidido no registrarse como aspirante a la candidatura a gobernador porque lo necesita en el proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

“LA PROMOCIÓN de la guerra sucia no funciona, quienes la promueven que no lo hagan porque no les rinde, ese dinero que destinan a la guerra sucia, no les ayuda, pero lo peor es que los mancha, no se puede aspirar a un cargo si no se tiene autoridad moral, el que se vale de esas maniobras el que hace politiquería y guerra sucia, pues no es gente buena para el servicio público, además la gente lo sabe, no hay que menospreciar al pueblo, ya no es el tiempo de antes, donde los de arriba decidían, decían la política es asunto de los políticos y resolvían todo en desayuno, cenando con políticos con medios de información pues no funciona eso, no ayuda, hay que respetar al pueblo, por eso es importante lo de las encuestas porque ahí sale”.

EL MANDATARIO aprovechó para recordar que, a Marín Mollinedo, “yo lo respeto mucho y lo quiero mucho, es como mi hermano; es precursor de este movimiento y comenzamos juntos a luchar en Tabasco y si él comenta que no va a participar —en la elección para gobernador de Quintana Roo—, lo considero una buena decisión porque él está a cargo del desarrollo del Istmo”. En ese momento que el presidente López Obrador lo aludía, el líder moral de Morena se encontraba a 90 kilómetros de distancia, en un desayuno con integrantes del Consejo Coordinador Empresarial de la Riviera Maya, y el martes fue invitado por los empresarios de Cancún, para manifestarle su apoya para que asuma la candidatura. 

NO HAY mesa política local donde Marín Mollinedo no sea el tema de conversación, y hay hasta quienes especulan de que no tarda que, de un momento a otro, alguno de los 14 participantes, o varios, le cedan “espontáneamente” sus registros para convertirlo en candidato por aclamación, y como él mismo declaró que no habría quién se opusiera al impulsor de Morena en Quintana Roo. El enfrentamiento irreconciliable entre Mara y Marybel y su posible desenlace en la división y la derrota le está dando argumentos al CEN de Morena para buscar la tercera opción y el directamente beneficiado sería el senador José Luis Pech, en caso de que Marín Mollinedo decida no participar.

@Nido_DeViboras