Alerta aumento de niños adictos en Jalisco

135
Alerta aumento de niños adictos en Jalisco
  • En el centro de rehabilitación varonil infantil la Fraternidad del Espíritu, por ejemplo, se empezó este año a tratar a niños de 8 años que llegan con problemas de drogas.
ENRIQUE AGUIRRE / AGENCIA REFORMA

GUADALAJARA, JALISCO.-El problema de las adicciones ya no está sólo entre los jóvenes… ya hay niños en Jalisco que buscan ayuda para dejar drogas duras como el “crystal”.

En el centro de rehabilitación varonil infantil la Fraternidad del Espíritu, por ejemplo, se empezó este año a tratar a niños de 8 años que llegan con este problema.

Guillermo Garduño, director del centro de la Colonia Toluquilla, en Tlaquepaque, explicó que en 2018 atendían a adolescentes de 15 a 17 años, pero debido a que notaron un creciente daño a menores, desde este 2021 ya los reciben.

“Se escuchaba mucho el tema de adultos, pero ahora verlo en niños de una corta edad, de 8 o 9 años que empiezan con esta situación es un tema muy notorio.

“Para nosotros era algo que no creíamos en esa necesidad como tal, pero el mismo adicto adulto, la misma familia del adicto adulto empezaba a pedirnos si no teníamos ayuda para niños de su misma familia”, comentó Garduño.

El director de Fraternidad del Espíritu explicó que actualmente atienden a 52 menores en el centro. De estos, 12 tienen de 8 a 13 años, 5 llegaron ahí por sus actitudes y 7 por adicciones a drogas como alcohol, solventes y “crystal”.

Además, hay 24 preadolescentes de 14 y 15 años, de los cuales 6 están por sus actitudes y 18 por consumo de sustancias; en tanto, 16 menores de 16 y 17 años son tratados por consumo de drogas.

Una tercera parte de los pequeños pacientes está ahí derivado de instituciones como el DIF; de las otras dos terceras partes, una mitad llega ahí por familia directa y la otra por un familiar indirecto.

Garduño señaló que los menores que caen en esta situación de adicción es porque viven en un entorno desfavorecido, principalmente desde el núcleo familiar, e incluso estimó que el 70 por ciento ha sufrido abuso sexual o tocamientos por parte de familiares.

Además, los pequeños han vivido rodeados de las adicciones, ya sea por sus familiares directos e indirectos.

“Un 40 por ciento de los niños que están aquí tienen a un papá o a un hermano que también está pasando por un proceso de rehabilitación. El 100 por ciento tiene un familiar adicto y la mitad ha consumido con un familiar directo como papá o mamá”, agregó.

Garduño lamentó que el problema sea mayor, pues estima que a inicios del siguiente año abrirán otro centro en Zapopan, ya que el Consejo Estatal contra las Adicciones Jalisco (CECAJ) no les permite tener más de 55 pacientes en Tlaquepaque.

“El primer factor de riesgo para un menor, para que esté en una adicción, pues es la familia. Se incomodan cuando lo saben, porque no se dan cuenta de que los pequeños necesitan atención y confianza”, finalizó.

Te puede interesar: Sancionan a conductor por letrero ‘Gordas pagan por kilo’