Brindis musical en el Corona Capital

314
corona
  • Después de dos años sin festivales con público, el Corona Capital irrumpe en la CDMX y pone a la gente a bailar en el Autódromo Hermanos Rodríguez.
MAURICIO ÁNGEL / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Cinco amigos interrumpen su caminata de un escenario a otro, hacen un círculo, chocan en lo alto sus vasos de cerveza y gritan: “¡Salud!”. Después de casi dos años sin festivales, quieren cerrar el Corona Capital con un brindis.

El frío no minó los ánimos en el Autódromo Hermanos Rodríguez, pues para los 62 mil asistentes (cifra proporcionada por los organizadores) que gozaron la jornada de ayer, el objetivo era romper la rutina y dejar que la música volviera a seducirlos.

Tal deseo lo ilustró Matías, un pequeño de cinco años que asistió al festival con sus papás y bailó sin parar las canciones de The Bravery con más emoción que nadie.

Mientras sonaba “Swollen Summer”, él empezó a brincar y a dar vueltas, imitado por su padre, Rodrigo, quien resaltó que el momento cumbre para su familia sería ver a Twenty One Pilots.

“Ha fluido bien el evento, hemos visto que la gente está contenta y a gusto. Esperábamos sentirnos en ambiente, ya hacía falta, y nos dan la oportunidad de convivir en familia. A nosotros nos gusta esta música y es la escuela que va viendo nuestro hijo”, compartió Araceli Calvillo, de 32 años, madre del infante.

No fue tan común, como antes de la pandemia de coronavirus, ver gente correr entre escenarios, pero ocasionalmente ocurría, principalmente cuando inició el show de The Bravery en el escenario Doritos.
Al ser su hit “Unconditional” la primera rola, las personas entendieron que el show iba en serio, por lo que los guitarrazos de la agrupación fueron el espectáculo que más gente congregó.

“Sí se pierde la práctica después de un año sin festivales”, dijo Adriana Castellanos, de 31 años.
Antes, el mismo entarimado lo había ocupado Parquet Courts, aunque con una perspectiva bastante diferente, pues para las 17:20 horas que salieron, su escenario tenía poca gente, una percepción general durante todo el fin de semana.

Pese a que los boletos del Corona Capital del sábado se volvieron válidos para asistir ayer, en compensación por las cancelaciones de bandas, la afluencia de la segunda jornada no inició descontrolada.

Mientras la agrupación tocaba “Wide Awake” y “Marathon of Anger”, los huecos hasta enfrente eran notorios, pero no por ello la emoción bajó, pues los presentes saltaron, bailaron slam y disfrutaron el espectáculo.

Más vacío aún resultó el escenario Bosque cuando se presentó JP Saxe, pero la energía que le ofreció la gente fue total, pues se integraron los fans para interactuar con él en canciones como “Hey Stupid, I Love You”.
“Gracias por recibir a este extraño canadiense. Canciones que siguen hablando de ustedes, porque estoy sintiendo demasiado amor en este momento”, dijo el músico.

Pizzas, tacos, hot dogs, churros y hasta panes en forma de falos estaban como opciones alimenticias.
La cerveza afinó los motores de la mayoría, pero como era de esperarse, los esquites también fueron de lo más socorrido por el llamado “pueblo del maíz”.

Las bandas extranjeras, en su gran mayoría, agradecieron en español. De las frases más recurrentes entre grupos, como Parquet Court, Lightning Seeds y Jvke fue: “¡Muchas gracias!”.

La estadounidense Alaina Castillo se permitió explicar además que su show en el escenario Corona Cero significaba mucho para ella, pues su padre es mexicano y el acto fue un regreso a sus raíces.

Como en la primera jornada, fue requisito presentar esquema completo de vacunación o una prueba de Covid negativa, aunque, nuevamente, el uso del cubrebocas no fue acatado con rigor.

Era tan común ver gente con mascarilla puesta como sin ella, pues esta les impedía a cientos beber, fumar y besar.
De las bandas que provocaron más furor y deseos de llegar hasta adelante para disfrutar su acto fue RÜFÜS DU SOL, estelar del escenario Doritos, cuyo acto electrónico de hora y 20 minutos puso a todos a bailar temas como “No Place”, “Underwater” y “Treat You Better”.

“¡Qué hermoso festival! ¡Hay muchas caras felices! Se siente genial volver a estar en un escenario de nuevo”, dijo Tyrone Lindqvist, vocalista principal del trío y, como con su música, obtuvo un griterío como respuesta.

ASÍ LO DIJERON

“Hay muchos filtros de seguridad y está bien, que lo tengan súper controlado, que le den la importancia que tiene. Pero ya adentro la gente se relaja un montón y no se lo toma como debería”.
Alma Melgarejo, 26 años.

“Creo que están haciendo lo mejor que pueden con la organización y yo me la estoy pasando muy bien”.
Adriana Castellanos, 31 años.

Te puede interesar: Gasta youtuber 3.5 mdd en recrear ‘El Juego del Calamar’