Dudan que Tren Maya ‘jale’ inversión industrial

323
Dudan que Tren Maya jale inversión industrial
  • La directora general del AMPIP explicó que la falta de las condiciones mencionadas aleja las inversiones de la zona, pues el sureste del País no tiene una vocación definida para el sector industrial.
SARAÍ CERVANTES / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La llegada del Tren Maya no garantiza que se detone nueva inversión industrial en los estados del sureste del País.

Para detonar a la región se requiere conectividad carretera, mano de obra y recursos como energía y agua para que las empresas lleguen a la zona, consideró Claudia Ávila, directora general de Asociación Mexicana de Parques Industriales.

En entrevista explicó que la falta de las condiciones mencionadas aleja las inversiones de la zona, pues el sureste del País no tiene una vocación definida para el sector industrial.

“El éxito de un parque industrial depende de la demanda que se genere para atraer empresas que se instalen y otorguen empleos en la región. Además, factores como infraestructura carretera, la disponibilidad de mano de obra calificada y de recursos como agua, energía y proveeduría también son importantes para que se detone la inversión”, explicó.

Aunque algunas empresas se encuentran interesadas en invertir, no ven a la región como atractiva para hacerlo, pues la falta de conectividad carretera, por ejemplo, sería uno de los principales obstáculos para la industria.

“Es importante saber cuál es la vocación en la región para que en función de ello se genere elementos que impulsen la demanda de empresas. El Tren Maya puede complementar por la parte de transporte, pero sin estos elementos será difícil (atraer inversión)”, expuso.

Ávila agregó que aún se desconoce qué capacidad tendría en términos de transporte de insumos industriales esta obra insignia de la presente administración, así como qué tanto estará conectado a las rutas de comercio exterior. 

“El Gobierno debe hacer un análisis de factibilidades para ver qué industrias se pueden instalar. Por ejemplo, las zonas industriales del Bajío tienen condiciones y cuentan con una vocación, y por consecuencia vemos que cada vez más llegan a la región firmas del sector automotriz, aeroespacial, entre otras”, comentó. 

Enfatizó que el reto es que los tres niveles de Gobierno alineen sus objetivos para poder mejorar las condiciones de la región sureste del País, “ha habido buena voluntad en administraciones anteriores, y han existido programas como el Plan Puebla-Panamá o el Corredor-Transístmico, pero ha faltado seguimiento, alineación y presupuesto”. 

En el Sureste de México de acuerdo con la AMPIP hay 16 parques industriales, que se concentran principalmente en Tabasco con 6; Yucatán 5; Campeche 3; Quintana Roo 2; mientras que en Chiapas no hay ninguno.

AMPIP representa a 360 parques industriales, que suman alrededor de 3,500 inquilinos (empresas nacionales y extranjeras) las cuales generan más de 3 millones de empleos en México.

Te puede interesar: Dan megacontrato de Tren Maya a CFE