Buscan países ricos más fuerza migrante

269
Buscan países ricos más fuerza migrantes
  • A medida que el mundo se dirige a un tercer año de pandemia de Covid-19, ha comenzado una batalla por los migrantes calificados.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

WASHINGTON, EU.- A medida que el mundo se dirige a un tercer año de pandemia de Covid-19, ha comenzado una batalla por los migrantes calificados.

Con visas de vía rápida y promesas de residencia permanente, naciones ricas que impulsan la recuperación económica están enviando un mensaje: Se necesita ayuda. Ahora.

En Alemania, donde funcionarios advirtieron hace poco que se requieren 400 mil migrantes adicionales al año para cubrir puestos que van desde la academia hasta mantenimiento, una nueva ley ofrece visas de trabajo aceleradas y seis meses para visitar y encontrar empleo, publicó The New York Times.

Canadá planea otorgar residencia a 1.2 millones de nuevos migrantes para 2023. Israel recientemente finalizó un pacto para traer trabajadores de salud de Nepal.

Y en Australia, donde las minas, hospitales y bares están escasos de personal después de casi dos años con una frontera cerrada, el gobierno tiene la intención de duplicar aproximadamente el número de migrantes que permite ingresar a la nación durante el próximo año.

El impulso global para atraer extranjeros con habilidades, especialmente aquellos que realizan trabajo físico o cuentan con maestrías y doctorados, tiene como objetivo suavizar una emergencia accidentada de la pandemia.

Las interrupciones por el Covid-19 han empujado a muchas personas a jubilarse, renunciar o simplemente no regresar al trabajo. Pero sus efectos son más profundos.

Al mantener a tanta gente en su lugar, la pandemia ha hecho más evidente el desequilibrio demográfico de la humanidad: las naciones ricas que envejecen rápidamente producen muy pocos trabajadores nuevos, mientras que los países con un excedente de jóvenes a menudo carecen de empleo.

Los nuevos enfoques de ese desajuste podrían influir en el debate mundial sobre la migración.

Los gobiernos europeos siguen divididos sobre cómo manejar las nuevas oleadas de solicitantes de asilo.

En Estados Unidos, la política migratoria permanece estancada en su mayoría, con un enfoque en la frontera mexicana, donde las detenciones de indocumentados alcanzaron un récord histórico el pasado año fiscal.

Muchos países, incluidos Bélgica, Finlandia y Grecia, otorgaron derechos laborales a los extranjeros que habían llegado con visas de estudiante o de otro tipo.

Te puede interesar: Registran retroceso democrático a nivel mundial