¿Cuestionó Carlos el color de piel del hijo de los Sussex?

407
Carlos
  • El Príncipe Carlos fue aparentemente el miembro de la familia real británica quien comenzó las especulaciones sobre el tono de piel del primer descendiente de los Sussex.
ALEJANDRO VIZZUETT DÍAZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El Príncipe Carlos fue aparentemente el miembro de la familia real británica quien comenzó las especulaciones sobre el tono de piel del primer descendiente de los Duques de Sussex, Enrique y Meghan Markle, de acuerdo con un nuevo libro que se publicará este martes.

Page Six reportó que un fragmento del texto Brothers And Wives: Inside The Private Lives of William, Kate, Harry and Meghan, del escritor Christopher Andersen, apunta a que los comentarios de Carlos fueron los que ocasionaron la ruptura entre los Sussex y la familia real.

“Me pregunto cómo se verán sus niños”, fue una de las cosas que el primogénito de la Reina Isabel II aparentemente le dijo a su esposa, Camilla, en la mañana del 27 de noviembre del 2017, cuando se anunció el compromiso oficial entre Enrique y Meghan.

“Bueno, absolutamente hermosos, estoy asegura”, es lo que supuestamente Camilla le contestó tras sentirse desconcertada, de acuerdo con el libro.

“Quiero decir, ¿cuál crees que podría ser el color de piel de sus hijos?”, añadió presuntamente Carlos.

No obstante, un portavoz del Príncipe y su pareja salió a desmentir la información a través de un comunicado breve.

“Esto es ficción y no vale la pena comentar más al respecto”, se lee en la misiva.

Enrique y Meghan afirmaron en entrevista con la presentadora y actriz Oprah Winfrey que un miembro de la familia real de alto rango había externado sus preocupaciones sobre qué tan oscura podría llegar a ser la piel de su hijo Archie, aunque no revelaron de quién se trataba.

De hecho, el autor en su escrito tampoco afirma que Carlos fuese la persona sobre la que los Duques hablaron durante su charla con Oprah y, según Page Six, lo que hizo fue indicar que los comentarios del Príncipe fueron aprovechados y retorcidos por otros cortesanos, quienes buscaron darle un giro racista.

“La pregunta planteada por Carlos fue repetida de una manera menos inocente en los pasillos del Palacio de Buckingham”, relató Christopher, quien describió que un grupo de cortesanos de élite, que denominó como la red de viejos, aparentemente trató el tema como un chisme de proporciones tóxicas.

El libro también señala que Enrique supuestamente se sintió frustrado, por lo que presuntamente se quejó del asunto con su padre al igual que su hermano, el Príncipe Guillermo, quien según calificó los comentarios como un ejemplo de falta de tacto, y públicamente negó que existiera racismo en la familia real.

Te puede interesar: Premian terror de ‘Expira’