NIDO DE VÍBORA

548
NIDO DE VÍBORA

POR KUKULKÁN

MIENTRAS en Morena sobran quienes aspiran a ganar la candidatura para gobernador o gobernadora de Quintana Roo, en el otrora partido dominante —el PRI que gobernó el estado durante 42 años ininterrumpidos— todos los que han sido invitados para la competencia se han puesto un traje de torero para sacarle la vuelta al toro y prefirieron pasar el capote a otros recomendados con más tamaños y circunstancias históricas a su favor… pero hasta ahora nadie se avienta al ruedo. 

ALGUNOS temerosos de terminar planchados por la aplanadora electoral de Morena como lo pronostican todas las encuestas, otros porque están dedicados a la vida empresarial y prefieren seguir esa área de confort. En quien se pensó primero fue en el escritor chetumaleño Héctor Aguilar Camín, uno de los principales críticos del presidente Andrés Manuel López Obrador al ser exhibido por los beneficios económicos que recibió en el pasado por defender mediáticamente al régimen autoritario priista.

PERO don Héctor de plano dijo que no le interesaba, quizá le sea mejor criticar detrás de la barrera porque no es lo mismo ver de lejos al toro que verlo venir, y para no meterse en más problemas mejor recomendó al panista Gustavo Ortega Joaquín, quien si bien es ampliamente conocido en la entidad como un político comprometido, honesto, carismático y seguramente un candidato que podría darle un dolor de cabeza a quien resulte postulado o postulada por Morena, el cozumeleño también le sacó la vuelta pues está dedicado de lleno a su hotel enoturístico El Cielo Winery & Resort en el Valle de Guadalupe, Baja California. 

DE TAL MANERA que el PRI en Quintana Roo cuenta con dos políticos chetumaleños que ya alzaron la mano: Cora Amalia Castilla Madrid y Arturo Contreras Castillo, con amplia trayectoria en el servicio público, buen perfil y aceptación en el sur del estado, pero a quienes su propio partido no les tiene fe para hacer un buen papel en la competencia ante los aspirantes que propondrán el PAN (a Mayuli Martínez Simón hasta el momento) y el PRD (a Roberto Palazuelos) para decidir quién de todos los participantes será el candidato de la alianza “Va por Quintana Roo”. 

LO QUE ha dado tranquilidad y una alta esperanza a esta megacoalición es que entre el gobernador Carlos Joaquín González, la dirigencia nacional del PRD y la mesa política de Va X México, se ha dado una muestra estratégica de cordialidad política al tender puentes de comunicación, con el objetivo de llevar a cabo un pase de estafeta terso y no generar diferencias ni vetos con las posibles designaciones de candidatos, a gobernador y diputados locales, que propondrán los tres partidos con miras al proceso electoral de 2022.

LAS PLÁTICAS generadas en días anteriores entre el gobernador del estado y los dirigentes nacionales del PRD y PAN, han enviado señales de madurez política con la finalidad de “sumar esfuerzos y no restar voluntades”. Prácticamente, se podría decir que la maquinaria está bien aceitada para que desde las tres dirigencias nacionales del PRD, PAN y PRI se concrete la Alianza Electoral en el estado de Quintana Roo, lo cual sería histórico en la política estatal y muy probable estaría encabezada por un candidato ciudadano. Por lo visto, los de Va X México se preparan para salir con fuerza, unidos y con los mejores perfiles.

@Nido_DeViboras