Agota SAT fiscalización

228
Agota SAT fiscalización
  • De acuerdo con el SAT, el año pasado se recuperaron 210 mil 291 mdp a través de fiscalización a grandes contribuyentes, mediante estrategias que no requirieron la judicialización.
AZUCENA VÁSQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En los primeros 10 meses del año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) obtuvo 148 mil millones de pesos por fiscalización de grandes contribuyentes, una caída anual de 29.6 por ciento.

De acuerdo con cifras de la autoridad fiscal, el año pasado se recuperaron 210 mil 291 millones de pesos a través de fiscalización a grandes contribuyentes, mediante estrategias que no requirieron la judicialización.

En 2020, grandes corporaciones cedieron al finiquito de créditos fiscales sin juicios e hicieron público su pago, entre ellas Walmart, Femsa, IBM, BBVA, Modelo y América Móvil.

Del monto recaudado este año por este rubro, 116 mil 939 millones de pesos son por cobros virtuales, es decir, recursos que no se pueden usar para compensar el pago de impuesto o como saldos a favor.

Los 31 mil millones de pesos restantes se dieron como pagos en efectivo, cifra que contrasta con los 89 mil 104 millones cobrados en efectivo en los primeros 10 meses del año pasado.

Esta caída se dio pese a que a principios de año el SAT presentó al sector privado un “Plan maestro de operación 2021”, cuyo enfoque estaría centrado en mantener la fiscalización a grandes contribuyentes.

Como parte del plan, el SAT contemplaba repetir los métodos de cobro ágiles que fueron exitosos en ejercicios anteriores, incentivar la autocorrección en las auditorías en proceso, incluyendo argumentos claros y sólidos que permitan el acercamiento entre la autoridad y los contribuyentes, entre otras medidas.

Virginia Ríos, fiscalista y profesora en la Universidad Panamericana, explicó que la baja obedece en buena medida a que si bien la fiscalización a grandes contribuyentes continúa, en 2020 el SAT cobró adeudos de años anteriores a la mayoría de ellos.

“Y ahora, aunque siga ese plan, ya no hay mucho que vigilar, porque ya fiscalizaron a grandes contribuyentes que habían hecho esquemas de planeación de deducciones y tenían litigios por resolver; la autoridad negoció con ellos”, mencionó.

Adicionalmente, si el SAT está haciendo una revisión de impuestos no pagados por operaciones del año pasado, éstos pueden ser menores porque las empresas tuvieron afectaciones por la pandemia.

“Muchas empresas, aunque son grandes contribuyentes, disminuyeron sus operaciones, utilidades, contrataciones y, también, por qué no decirlo, algunas han pensado en invertir en otros países porque aquí no ven mucha seguridad jurídica”, comentó.

La baja en recursos por fiscalización a grandes contribuyentes abonará a que no se cumpla con la meta de recaudación de 3.5 billones de pesos de este año, dijo.

Te pude interesar: Formalizan Afores 0.57% de comisión para 2022