Cuesta $1.06 billones deterioro ambiental

241
Ambiental
  • Los costos totales por agotamiento de recursos naturales y degradación ambiental ascendieron en 2020 a 1.06 billones de pesos.
VÍCTOR OSORIO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Los costos totales por agotamiento de recursos naturales y degradación ambiental ascendieron en 2020 a 1.06 billones de pesos corrientes, monto equivalente a 4.6 por ciento del producto interno bruto (PIB) nacional a precios de mercado, estimó el INEGI.

Al presentar los resultados de las Cuentas Económicas y Ecológicas de México 2020, detalló que las emisiones contaminantes al aire representaron el mayor costo ambiental, con 611 mil 235 millones de pesos, seguidas por el deterioro del suelo, con 163 mil 807 millones, y el mal manejo de residuos sólidos urbanos, con 87 mil 19 millones.

El agotamiento por extracción de hidrocarburos representó un costo de 61 mil 312 millones de pesos; el de agua subterránea 58 mil 505 millones, y el de recursos forestales otro de 37 mil 70 millones.

En tanto, el gasto en protección ambiental del sector público ascendió a 101 mil 299 millones de pesos.

Entre 2001 y 2020, dicho gasto disminuyó de 0.92 a 0.46 por ciento del PIB.

“El gasto ambiental realizado por el sector público de nuestro País, como proporción del PIB, representa una cifra similar a la reportada por países como España, Noruega y Suiza”, apuntó, no obstante, el Inegi.

Los principales rubros de ese gasto fueron los de protección del aire-ambiente y clima, con 38.6 por ciento del total; gestión de aguas residuales, con 17.1 por ciento, y gestión de los residuos, con 14.6 por ciento.

El Producto Interno Neto Ajustado Ambientalmente (PINE), indicó el Inegi, ha representado en promedio 78.7 por ciento del PIB del País en las últimas dos décadas, proporción que el año pasado se ubicó en 75.7 por ciento.

Los sectores que más contribuyeron al PINE, apuntó, fueron los de comercio y otros servicios y de industrias manufactureras, con 36.9 por ciento y 15 por ciento, respectivamente.

El INEGI destacó que existe un creciente desacoplamiento entre la economía y el deterioro ambiental. Así, el PIB se incrementa más rápido que los costos por agotamiento y degradación ambiental.

“Derivado de la actividad económica y su relación con el uso de recursos naturales, el impacto ambiental mantiene un vínculo con la producción y el consumo. Sin embargo, a lo largo del tiempo, se observa una disociación o desacoplamiento entre la actividad humana (producción y consumo) y los requerimientos de recursos naturales, así como de los efectos ambientales (deterioro) que esta puede ocasionar”, indicó.

Te puede interesar: Reprueban asistencia de panistas al AMLOfest