NIDO DE VÍBORAS

768
NIDO-LOS-BERISTAIN-P

POR KUKULKÁN

LA GASTADA estrategia disruptiva de los hermanos Beristain Navarrete de presionar a la autoridad para sacar canonjías o prebendas políticas y económicas, está siendo utilizada ahora por la derrotada candidata a la presidencia municipal de Solidaridad, Laura Esther, para evitar que se le investigue y castigue por la serie de actos de corrupción que han comenzado a salir a flote conforme avanzan los días del nuevo gobierno encabezado por la alcaldesa panista Lili Campos Miranda.

DESDE la regiduría que obtuvo como premio de consolación, Laura Beristain ha alterado el orden en las sesiones públicas del cabildo y pretendido boicotear algunos acuerdos recurriendo a los gritos e insultos hacia sus compañeros regidores, por lo cual se le ha tenido que cortar el micrófono, y su última puntada fue inscribirse como aspirante a la candidatura de Morena a gobernadora de Quintana Roo, donde no tiene la menor posibilidad, pero lo que ella anda buscando es inmunidad. 

LA CORRUPCIÓN que imperó durante su gobierno no sólo estuvo en el saqueo de las arcas públicas de los hermanitos Juan Carlos, Luz María y Laura Esther, sino que impactó la confianza social en un gobierno de Morena donde no se respetaron los principios de la política nacional de la 4T al que ha convocado el presidente Andrés Manuel López Obrador, “no robar, no mentir, no traicionar”. La desconfianza de los solidarenses derivó en la derrota por la reelección en junio pasado.

SIN EMBARGO, sus efectos económicos le están impactando al nuevo gobierno, ya que la administración anterior dejó un rezago de más de 2 mil millones de pesos por cobrar en la recaudación de impuestos y derechos municipales, que son recursos públicos presupuestados cada fin de año en las leyes de ingresos y forma parte del presupuesto de egresos del municipio, situación que está tratando de revertir la alcaldesa Lili Campos con una estrategia de incentivos fiscales a fin de que los morosos se pongan al corriente. 

NO HAY DÍA de descanso para la alcaldesa solidarense, entregada en cuerpo y alma a su cargo para revertir las condiciones de inseguridad así como los deplorables servicios públicos que le heredó la ahora regidora Laura Beristain, cuyo gobierno brindaba “seguridad” con menos de 30 patrullas, que ayer fueron reforzadas por el gobierno estatal, en coordinación con el municipio y la federación con 200 nuevas unidades para garantizar seguridad e ir recobrando la confianza social en las autoridades. 

ORDEN es lo que se ha encargado de poner la alcaldesa Lili Campos en la administración municipal de donde siguen brotando irregularidades como haber dado el servicio de recolección basura a costos elevados con ocho camiones únicamente a una población superior a los 400 mil habitantes. Al arrancar su tercer mes de gobierno, la alcaldesa panista ha logrado modificar las condiciones en que venía manejando el contrato y se diseñó otro que beneficiara no sólo la calidad sino también los costos del servicio, a pesar de que ya se está operando con alrededor de 40 camiones.

OTRA de las irregularidades detectadas por el nuevo gobierno es que durante el trienio de Laura Beristain se incrementó la nómina en 35 millones, de casi 50 millones pasó a 85 millones de pesos mensuales. Y cuando concluyó su administración, la nómina volvió a los 50 millones, aunque logró acomodar a gente de su equipo con muy buenos sueldos para que la sigan apoyando ahora como regidora. Pero lo único que ha logrado Laura Beristain es que cada día se le acumulan más y más irregularidades de su administración.

@Nido_DeViboras