Reprocha Iglesia reinicio de ‘Quédate en México’

229
  • La Conferencia del Episcopado Mexicano se dijo decepcionada porque el Gobierno de México reanudara el programa ‘Quédate en México’ el cual viola principios internacionales.
CÉSAR MARTÍNEZ / AGENCIA REFORMA

TIJUANA, BAJA CALIFORNIA.- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) se dijo decepcionada porque el Gobierno de México aceptó reanudar el programa MPP, mejor conocido como “Quédate en México”, en el cual migrantes se establecen en el país hasta resolver su asilo en Estados Unidos.

En un comunicado, la CEM aseguró que este programa, el cual reinicia este lunes, viola principios sobre refugio, asilo, así como el derecho al debido proceso y no devolución.

“Recibimos con decepción la noticia de que el Gobierno de México ha decidido reanudar el programa MPP, mejor conocido como ‘Quédate en México’, este viola múltiples principios internacionales en materia de refugio y asilo, como el derecho al debido proceso y a la no devolución, y no permite el debido ejercicio de los derechos fundamentales de las personas solicitantes del reconocimiento de la condición de refugiado”, se pronunció el CEM.

“Con profunda sinceridad deseamos que las personas en contexto de migración que se encuentran en territorio mexicano puedan ver una luz de esperanza en este valle de indiferencia, dolor y discriminación por parte de las autoridades de los tres niveles de gobierno”.

En el mismo texto, también se reclamó la política migratoria del Gobierno federal, al asegurar que es confusa y ha generado una situación caótica en el sur del País, en específico en Tapachula, Chiapas.

En un llamado urgente a la Administración del Presidente López Obrador, la CEM acusó a la autoridad federal de incumplir los compromisos de trasladar y regularizar a los extranjeros, lo que ha generado que los migrantes realicen bloqueos carreteros y entren en conflicto con la población local.

“La situación que estamos viviendo es caótica: sufrimiento, desesperación y violencia”, sentenció.

“En medio de esta compleja realidad, la Iglesia católica, a través de la Diócesis de Tapachula, Chiapas, se ha mantenido firme en proveer de atención humanitaria a las personas migrantes, preocupada, además, por una política confusa e ineficaz del Gobierno Federal, la indiferencia del gobierno estatal y el rol de espectadores de los gobiernos municipales”.

Como ejemplo, la Iglesia narró que la noche del 23 de noviembre unos mil 300 migrantes que se encontraban en Mapastepec aceptaron el ofrecimiento del Instituto Nacional de Migración (INM) para ser trasladados a otros Estados, sin embargo 87 de ellos no alcanzaron a subir a los autobuses.

Ahora, 900 migrantes se encuentran en ese lugar con la esperanza de ser trasladados.
“La responsabilidad y obligación son muy claras: corresponde al Gobierno de México crear condiciones dignas para el ejercicio de todos los derechos para todas las personas de acuerdo con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”, agregó.

Te puede interesar: Renuncia Raúl Bermúdez Arreola por escándalo de Villa del fonatur