NIDO DE VÍBORAS

896
NIDO-EL-VERDE-P

POR KUKULKÁN

QUIEN sacó raja política el martes por la detonación de armas de fuego en un área de la zona hotelera de Cancún, de lo que todavía no se encuentra alguna razón lógica, fue el actor y empresario hotelero Roberto Palazuelos, aspirante a gobernar Quintana Roo, que a través de sus redes sociales no tardó en “sacar la calentura” —como él mismo la calificó— para publicar un tuit con el hashtag #LaPazVolveráACancún.

“ES TERRIBLE lo que está sucediendo en Quintana Roo y sus playas, el gobierno estatal está rebasado. Hoy gracias a la Guardia Civil se controló una nueva balacera. No perdamos la Fe. #LaPazVolveráACancún” escribió el actor. Y detrás de él, surgieron “respuestas” de apoyo que le piden ser gobernador, a quienes respondió.

PARA el lenguaje político, esto puede ser “acto programado” para generar un ambiente favorable hacia las aspiraciones de Palazuelos, inclusive hay quienes sospechan que fue premeditado para que el actor se promocionara políticamente, lo que de confirmarse lo implicaría en un delito. Lo que no agradó a un sector de los empresarios hoteleros del estado es que no dudó en politizar un hecho que lastima y ofende a una sociedad que exige paz y tranquilidad.

***

PARA posicionarse como lo ha hecho durante las dos últimas décadas, controlando política y económicamente el municipio de Benito Juárez, con cabecera en Cancún, el Partido Verde Ecologista de México ha recurrido a una diversidad de líderes y personajes locales a los que usó —y se dejaron usar— para apoderarse literalmente de la administración local y ponerla a disposición de los intereses del líder moral Jorge Emilio González Martínez “El Niño Verde”, arropado en todo momento por los gobiernos federales del PRI, PAN y ahora Morena a través de alianzas perversas que forma con ellos para seguir conservando su supremacía en el estado. 

LA LISTA de estos personajes es amplia, pero todos los que participaron como candidatos del partido del tucán a presidentes municipales, diputados locales, diputados federales y senadores, encontraron el mismo final: el ostracismo político. Y lo peor, algunos todavía muy jóvenes para ver sepultada su carrera política. Juan Ignacio García Zalvidea “El Chacho” fue un fenómeno en 2001 cuando fue postulado como candidato a la presidencia municipal y le arrebató el triunfo al PRI que entonces gobernaba todo el estado. Su triunfo le dio cuerda para competir por la gubernatura con el PRD, fue derrotado y posteriormente encarcelado acusado de peculado por 93 millones de pesos.

VARIOS son los hombres y mujeres que han desfilado por el verde, pero sólo por enumerar a algunos Geovani Gamboa Vela, Ludivina Menchaca Castellanos, Marisol Ávila, Alain Ferrat y, más recientemente, el joven alcalde Remberto Estrada Barba a quien “El Niño Verde” preparó en una carrera meteórica de seis años para ser el candidato a la gubernatura en 2016, pero su aceptación en el electorado se desinfló por la mala administración que ejerció en Benito Juárez, impidiéndole reelegirse o lanzarse por una senaduría como estaba previsto. Sin excepción, todos estos personajes están fuera de la política.

 @Nido_DeViboras