Nada satisface a víctimas del 9N

661
Nada satisface a víctimas del 9N
  • Las acciones emprendidas por las instancias estatales y municipales, no han sido suficientes para calmar la inconformidad de las víctimas de la represión policiaca del 9N.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Las acciones emprendidas por la Comisión estatal de los Derechos Humanos, la Fiscalía General del Estado, el Municipio de Benito Juárez y la Comisión de Atención a Víctimas del Estado de Quintana Roo, no han sido suficientes para calmar la inconformidad de las víctimas de la represión policiaca del 9N.

En la búsqueda de la verdad histórica de lo ocurrido en la Plaza de la Reforma frente al Palacio Municipal de Cancún el 9 de noviembre de 2020, se emitió la recomendación CDHEQROO/20/2020/II con una decena de puntos y se integró la carpeta administrativa 765/2020 en la que se vinculó a proceso a once mandos policiacos de los que una jueza de Control impuso prisión preventiva.

Igualmente se elaboraron 13 dictámenes de procedencia que emitió el Consejo Directivo de Acceso a Recursos del Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral para la compensación económica de las víctimas con al menos un millón de pesos, además que se capacitaron a policías, se decretó el día de la legítima manifestación y se develó un momento en memoria de las víctimas directas e indirectas, entre otras acciones.

Pero ni con todo lo anterior se ha conseguido la satisfacción plena de las víctimas que ayer en un reducido grupo de no más de cinco personas vandalizaron el edificio de la Comisión de los Derechos Humanos de Quintana Roo en Cancún, a cuyo titular Marco Antonio Toh Euán, acusaron de “traidor” y de violentar sus garantías elementales por supuestamente avalar el cumplimiento de la recomendación de la Comisión de Justicia del Congreso Local.

Todo lo anterior se da en medio de la versión del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), de que el rumano Florian Tudor y su grupo logró infiltrar a policías municipales y agentes ministeriales de Quintana Roo en la marcha feminista, y que ese día habrían recibido la orden de disparar sus armas para encender a los manifestantes.

De acuerdo con la principal agencia de investigación criminal del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, la organización delictiva supuestamente armó el plan para responsabilizar y presionar la renuncia del entonces titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Alberto Capella Ibarra, por haber ordenado la violencia contra la marcha feminista cuando el día de la balacera él se encontraba en el sepelio de su madre en Baja California.

Como parte de la investigación del FBI se mencionan los nombres de los policías Mauricio Serrano Córdova, Efraín Leyva Lázaro, Carlos Hernández Ramírez y Leonel Lázaro Rodríguez, ligados al grupo de Tudor y bajo el mando del ex secretario de Seguridad Pública Municipal, José Luis Jonathan Yong.

Pero también sobresale ahora, la presunta infiltración a la manifestación feminista de la reportera local independiente Karina Velasco, identificada como amiga del rumano en cuya casa vivió más de un mes cuando se ejecutó un cateo en lo que estaba considerado como el centro de operaciones de la banda en la céntrica calle Robalo de Cancún.

AUDIOS REVELADORES 

El FBI tiene también en su poder mensajes de audio de Karina Velasco a través de los cuales pretende aleccionar al personal de la casa del rumano para negar su relación de amistad con Florian Tudor y ocultar que estuvo “refugiada” en su residencia porque de lo contrario se caería la denuncia que ella promovió contra Capella por violaciones a la libertad de expresión.

En el diálogo que la periodista sostiene con personal de la familia Tudor, a través de mensajes de voz y escritos por WhatsApp, ella da la siguiente instrucción: De hecho, este miércoles o jueves el abogado va ir al Altiplano (donde permanece preso Tudor), pero antes voy hablar con él en persona, le voy a decir a él que se encargue de comunicarles a ustedes solamente los detalles que tienen que decir y punto.

Ante esto, los destinatarios del mensaje respondieron de forma escrita: “No pues ahí si está mal no voy a decir cosas que no vi y que no pasaron. Así”.

En otro audio de voz, la mujer intenta convencer de su coartada a colaboradores de la familia Tudor al explicarles que su denuncia en contra de Capella, va en torno justamente a eso, de que yo quería documentar incluso lo que sucedió en el cateo y no me permitieron usar el celular para grabar, ni nada, me tuvieron sentada en una silla sentada sin comer, sin tomar agua y sin moverme. A eso va, y no es algo que me esté inventando”.

Ante la resistencia a cooperar en la coartada, el diálogo entre ellos fue subiendo de tono hasta que la periodista les advierte: si ustedes no hacen caso de ese pequeño detalle que les digo de las fechas van a obstaculizar el proceso del señor (Florian Tudor), no para mí sino para él, porque no me estoy inventando nada, así de simple y así de sencillo”.

Al mismo destinatario le comenta que, hay otros detalles que no te voy a decir aquí que ya ratifiqué en mi denuncia por los cuales sí está sustentado que yo me haya quedado ahí en la casa, no se los voy a comentar a ustedes, en la FEADLE ya lo saben y por ende voy levantar otra denuncia contra Alberto Capella, pero no es algo que les voy a comentar a ustedes, ustedes solamente digan que llegué el 27 y me fui el 30, y ya si les preguntan los detalles es lo que les acabo de describir y punto.

En las grabaciones reconoce que, si por mi fuera, no hay problema en decir que me quedé un mes y más, pero por recomendación del abogado es que estoy poniendo esto de las fechas… o sea no voy a decir que este, ay si es mi amigo (Tudor) y me hizo el favor, para que pegue más duro (la denuncia) tengo que decir que coartaron mi libertad de prensa

En un mensaje publicado ayer en Twitter, en el que aclara que se trata de una cuenta nueva, “es lo que me queda para levantar la voz”, la misma mujer que se identifica como Kaory Velasco, denunció que en diciembre de 2020 “fui amenazada de muerte en Playa del Carmen, por un empresario portavoz del gobernador Carlos Joaquín González y el ex secretario de Seguridad Pública, Alberto Capella Ibarra”.

En otro tuit agregó que “En mi artículo titulado: “De frente con Florian Tudor”, publiqué DATOS DUROS que desmienten los presuntos vínculos de Florian Tudor con el denominado “Cartel de Bonfil” en Cancún. Sigo sin entender porque le creen más a los medios como Reforma que puro bla bla y 0 pruebas”.

De Alberto Capella, desde la misma cuenta @kaoryvsco, anotó: “… el ex secretario de seguridad pública de Quintana Roo y Morelos, además de mitómano, embarazó a su secretaria en Tijuana. También la usó de prestanombre para adquirir un lujoso departamento en la misma ciudad. Lástima que me tiene bloqueada el puerco”.

Te puede interesar: Financiaron rumanos a políticos del Verde