NIDO DE VÍBORAS

990

POR KUKULKÁN

EL CURSO de la investigación sobre la mafia rumana y su poderío, político y económico, en Cancún dio un giro de 180 grados con la revelación de Grupo Reforma de los vínculos que Florian Tudor “El Tiburón” mantiene con políticos del partido verde en Quintana Roo, y particularmente con el líder moral Jorge Emilio González Martínez “El Niño Verde”, a quien presuntamente le regaló un lujoso departamento en la Ciudad de México donde ambos personajes acostumbraban reunirse para festejar a lo grande, de acuerdo algunas de las pistas aportadas al FBI.

PERO la influencia de “El Tiburón” era más allá del “Niño Verde”, trascendía jerarquías municipales, estatales y federales para poder operar sin ningún problema ni molestia el gran negocio de una red de estafa a turistas extranjeros a través de cajeros automáticos, instalados por la llamada Banda de la Riviera Maya hasta en oficinas públicas de presidencias municipales ¿A caso las autoridades locales no se dieron cuenta? Que algún mortal salga a vender a la calle y enseguida los de fiscalización municipal caen en cascada para retirar el puesto.

GRACIAS a esa protección, el rumano compró fácilmente lealtades entre políticos, funcionarios públicos, empresarios, ministerios públicos, jueces, magistrados, policías y periodistas, según las investigaciones, entre ellos el actual magistrado numerario Carlos Lima Carvajal, quien brindó protección jurídica a Florian Tudor como lo revela el audio que el rumano entregó como prueba de que estaba sufriendo una persecución judicial por parte del Gobernador Carlos Joaquín González y su ex secretario de Seguridad Pública, Alberto Capella Ibarra, según acusa el magistrado.

COMO consecuencia de los nexos entre Lima Carvajal y Florian Tudor, la justicia estadounidense ordenó cancelar la visa del magistrado y la de su familia para que no puedan viajar a cualquier estado de la Unión Americana, y como el miedo no anda en burro él está dedicado ahorita a lograr su reelección como magistrado numerario, ya que en agosto entrante vence la vigencia de su cargo y requiere que el Congreso del estado lo ratifique por otros seis años de inmunidad jurídica ¡Y vaya que la necesita!

LA VERSIÓN de que la marcha feminista del 9 de noviembre de 2020 fue infiltrada por provocadores, uno de ellos aparece en un presunto video sobre la manifestación disparando un arma de fuego hacia el piso, lo que generó la reacción policiaca municipal en cuya corporación también había elementos cooptados por la mafia rumana a través de José Luis Jonathan Yong, secretario general del PVEM y ex secretario de Seguridad Pública de Cancún. Los policías que ese día dispararon, identificados con la mafia rumana y actualmente en proceso penal bajo prisión son: Carlos Hernández Ramírez, Efraín Lázaro Leyva, Leonel Lázaro Rodríguez y Mauricio Serrano Córdova.

ENTRE las relaciones de Tudor en el Caribe mexicano, el FBI cuenta con diversos mensajes de audio enviados por la “periodista” Karina Velasco pretendiendo negar su relación de amistad con el rumano e instruyendo a personal y colaboradores de la familia Tudor sostener que ella no estaba viviendo en casa del matrimonio rumano, sino que hasta ahí llegó como “reportera” el día en que coincidentemente el domicilio de la calle Robalo en Cancún fue cateado por la policía estatal al mando del comandante Alberto Capella, contra el que la comunicadora promovió una denuncia en contra ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), por violentar su derecho a la libre expresión.

DE SER AUTÉNTICOS como parecen, los audios y diversos mensajes de redes sociales de las diferentes cuentas manejadas por la periodista dan cuenta de su relación de amistad con Tudor que es reforzado a través de una sistemática defensa del rumano y su familia, en contraste con el frontal ataque hacía Capella a quien ha responsabilizado públicamente de todo lo que le pueda suceder, aunque sus propios mensajes de audio en WhatsApp la delatan.

 @Nido_DeViboras