Tragedia migrante

292
  • Un tráiler con más de 150 migrantes, que viajaban hacinados en la caja del vehículo, volcó a la altura de la Colonia El Refugio, en Chiapa de Corzo.
ÓSCAR USCANGA / AGENCIA REFORMA

CHIAPAS, MÉXICO.- Un tráiler con más de 150 migrantes, que viajaban hacinados en la caja del vehículo, volcó a la altura de la Colonia El Refugio, en Chiapa de Corzo, y dejó al menos 54 personas muertas y 105 lesionadas.

De acuerdo con el testimonio del propio operador del tráiler impactado, que pidió ayuda en un taller mecánico, otro camión que igualmente se desplazaba con migrantes escondidos libró el tramo y siguió su camino.

Decenas de cuerpos quedaron tirados, entre fierros de la caja seca del vehículo, mochilitas y escombros en una curva ubicada en el kilómetro 6 de la vía Tuxtla Gutiérrez-Chiapa de Corzo.

El tractocamión Kenworth, de la empresa “Zeta Transportes Públicos”, quedó destrozado tras separarse la caja donde iban los migrantes.

Casi de inmediato, 49 centroamericanos murieron sobre el asfalto y otros cinco que ingresaron graves a hospitales fallecieron cuando recibían atención. Isaías Díaz, poblador que iba pasando por la zona, narró cómo los migrantes pedían auxilio a gritos, mientras otros estaban casi a punto de morir, al lado de otros ya sin respirar.

“Estaba el tráiler volcado, la gente tirada, algunos sin signos vitales, bastantes heridos, niños, gritaban que los ayudaran, porque estaban malheridos; algunos ya casi entre la vida y la muerte”, dijo a Grupo REFORMA.

“Bajé y tenía la intención de ayudar, pero habían acordonado la zona, olía mucho a muerto. Empecé a reclamar que cómo era posible que no los vieron y no los pararon antes en un retén”, afirmó otra vecina.

Vecinos afirmaron que un retén policiaco estatal está ubicado casi 500 metros antes de la zona del accidente, con cámaras infrarrojas con las que se debió haber detectado el vehículo cargado con migrantes.

Se presume que los extranjeros, en su mayoría guatemaltecos, salieron desde Comitán, pasaron por San Cristóbal de las Casas rumbo a Tuxtla, luego Tabasco y después Veracruz, de donde es la empresa que los transportaba.

Ayer también miles de migrantes se desplazaron por distintas carreteras del sur del País. Una caravana bloqueó la carretera MéxicoPuebla. Los centroamericanos exigían visas y buscaban además subir a camiones de carga para enfilar su camino hacia la Ciudad de México, a donde arribarían este viernes.

En tanto, en Acayucan, Veracruz, cientos de migrantes se encuentran acampando afuera de las instalaciones del INM a la espera de documentos para facilitar su estancia.

Huyen, aún heridos

Pasadas las 15:30 horas de ayer, un hombre con la playera ensangrentada llegó hasta un taller mecánico sobre la carretera Chiapa de Corzo-Tuxtla Gutiérrez, en las afueras de la capital chiapaneca.

“Nos quedamos pasmados. Se paró en la puerta y nos pidió ir a ayudar a los heridos de un accidente que estaban a pocos minutos.

“Él dijo: ‘no soy el chofer'”, relató un trabajador del taller mecánico.

Señaló que salió corriendo hacia el lugar de accidente.

“Pensé que iría tras de mí a ayudar, pero se fue dirección a Tuxtla Gutiérrez”, dijo el trabajador, entrevistado horas después de lo sucedido, bajo condición de anonimato.

El mecánico está casi seguro de que se trataba del conductor del tráiler que se volcó en los límites de Tuxtla con Chiapa de Corzo, con más de 150 migrantes que viajaban hacinados en la caja del vehículo. Hasta anoche, las autoridades reportaron 54 muertos y 105 heridos.

“No tenía cara de centroamericano y dijo que no era el chofer.

“Al llegar al lugar fue impresionante ver a la gente cómo pedía ayuda, otros gritaban, lloraban, y otros estaban prensados entre la caja del tráiler y el poste del puente”, añadió el mecánico.

Edwin, un migrante guatemalteco de 16 años, viajaba en la caja de tráiler. En la volcadura se golpeó la cabeza y quedó con una lesión profunda; un compañero suyo también quedó lesionado e incluso perdió la memoria, según contaron paramédicos que lo atendieron.

Malheridos, aturdidos todavía por el impacto, ambos adolescentes huyeron del lugar del accidente, temerosos de ser detenidos de las autoridades migratorias.

Edwin y su compañero de viaje deambularon por la carretera en dirección a Tuxtla Gutiérrez por al menos dos horas.

Otros jóvenes que viajaban en el tráiler repleto de migrantes también huyeron por las calles de la Colonia El Refugio, por el temor de ser detenidos por “la migra”.

Dos jóvenes, relataron vecinos, caminaron 500 metros dirección Tuxtla para meterse a un arroyo y perderse entre los matorrales.

“Iban con la mirada perdida y asustados, tenían miedo que los detuviera la migra”, dijo una mujer entre lágrimas, tras ver “tanto muerto en la carretera”.

Cansados de caminar, Edwin y compañero pidieron ayuda a un conductor, quien los regresó al lugar del accidente.

–Cómo te llamas, cómo te sientes, no tengas miedo –le dijo un paramédico.

–Edwin, y soy de Guatemala, tengo 16 años –contestó el joven

Luego, junto con el otro migrante, bajaron del vehículo del hombre que los auxilió.

Los paramédicos los atendieron y llevaron a una ambulancia. “No los vamos a deportar, los vamos ayudar”, dijo el paramédico.

Media hora después, otra joven, una guatemalteca de 15 años, con bolsa negra y gorro negros, salió de una calle de El Refugio.

“Nos dijo ‘con permiso’, nosotros estábamos tras la zona acordonada, observando la escena del accidente, y fue que la dejamos pasar al lugar de los hechos “, narró un grupo de mujeres.

Inmediatamente los paramédicos la atendieron, al tiempo que evitaron que la prensa se acercara.

“A ella no la vimos golpeada, pero sí asustada, quizás es del grupo de migrantes que huyó a la colonia”, dijeron las mujeres.

Isaías Díaz Gómez, un joven de El Refugio, dijo que llegó casi 10 minutos después del accidente.

“Y ya la gente tirada, algunos ya sin signos vitales y bastantes heridos, niños, y gritaban de la desesperación que alguien los ayudara, porque estaban mal heridos.

“Algunos ya casi entre la vida y la muerte prácticamente, y entonces fue que con unos muchachos nos ofrecimos en lo que podíamos ayudar en algo.

“Y es ahí donde pudimos hacer algunas cosas, mover algunas personas que podían, también a los que ya habían fallecido. Yo calculo que la primera ambulancia llegó a los 15 o 16 minutos después de que llegué yo, y los cuerpos de seguridad llegaron 17 o 18 minutos después, a los migrantes sólo les preguntamos a los que podían hablar, uno dijo que era de Guatemala, que venían por una vida mejor”, narró.

Mientras las autoridades seguían acordonando la zona tras llevarse a los fallecidos y heridos, un hombre vestido de blanco del Semefo revisaba en la parte delantera del tráiler, del que sacó una hielera envuelta en cinta canela.

“Seguro ahí va el dinero que los migrantes pagaron para que los trajeran” Gritó una mujer.

Hasta las 20:30 horas fue retirado con grúas el último resto de lo que quedó del vehículo. Más tarde, vecinos de El Refugio colocaron velas y rezaron donde fue el accidente.

Te puede interesar: Rompe violencia ‘burbuja Turística’